Cultura | Empresas

Telefónica diseña la puerta al futuro del Museo del Prado

De la mano de Telefónica, la pinacoteca madrileña abre su Puerta Digital, un nuevo sistema de gestión de públicos que facilita la experiencia del visitante y revoluciona la toma de decisiones del museo

Telefónica revoluciona la experiencia del visitante y el personal del Museo del Prado con el proyecto Puerta Digital

Puerta Digital, desarrollado por Telefónica Empresas, revoluciona la experiencia del visitante y la toma de decisiones del Museo del Prado. Telefónica

Como compañía Benefactora del Programa de Atención al Visitante del Museo del Prado, Telefónica está detrás de los principales hitos en la transformación digital de la gran pinacoteca española. Tras el desarrollo de una web modélica premiada internacionalmente, y de proyectos como el Archivo digital o la Línea del tiempo, el Museo del Prado moderniza su servicio de gestión de públicos y atención al visitante de la mano de Telefónica con el proyecto Puerta Digital.

Año tras año, con la excepción de 2020 impuesta por las circunstancias de la pandemia, el Prado afronta un flujo creciente de visitantes: más de 3.200.000 en 2019. Las nuevas tecnologías brindan una oportunidad única de mejorar y optimizar la experiencia del visitante y la gestión del día a día de un museo que genera anualmente más de 20 millones de euros por venta de entradas.

Una plataforma rápida y sencilla

Puerta Digital ofrece una respuesta integral y a la medida, que atiende las necesidades tanto de los usuarios como de los profesionales del museo. Cuenta, en primer lugar, con una plataforma rápida, sencilla e intuitiva que facilita la adquisición de entradas y la inscripción en las actividades de la institución. El visitante tendrá en su móvil toda la información necesaria para la mejor experiencia de manera inmediata y online. El usuario profesional y las visitas en grupo –en torno a un 20 por ciento del total– disponen asimismo de un área privada que simplifica y agiliza la relación con el museo.

La otra cara de Puerta Digital es de puertas hacia adentro. La nueva plataforma integra el trabajo de operadores de taquilla, auxiliares y personal de control de acceso y del Área de Atención al Visitante. La conectividad segura, y en la nube, de todos los dispositivos hace posible que los datos generados por el flujo de visitantes se transformen en tiempo real en información a disposición del personal del Prado. Las capacidades de MUSA, una herramienta analítica diseñada a medida, les permite anticiparse a las necesidades diarias y mejorar la toma de decisiones para la gestión de los visitantes.

Colaboración fructífera

El sistema diseñado por Telefónica Empresas para El Prado tiene un gran diferencial según Adrián García Nevado, director de Empresas de Telefónica, «yo creo que el mayor diferencial de este proyecto para el Museo del Prado es que Telefónica ha desarrollado un sistema integrado a su medida, un sistema que cubre todas sus necesidades y toda la complejidad que tiene una Institución tan relevante como esta. Además, es modular, y por lo tanto está preparado para crecer o modificarse en la medida de las necesidades del Museo».

Para el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, la implementación de Puerta Digital es «un paso adelante cualitativo y cuantitativo en el proceso de transformación digital del museo». Un nuevo capítulo en la larga y fructífera colaboración entre Telefónica y El Prado desde 2004, y especialmente desde 2007, cuando Telefónica pasó a ser Benefactor del Programa de Atención al Visitante del Museo del Prado.

Esta línea de colaboración ha permitido al Prado convertirse en una institución pionera a nivel mundial en materia de digitalización y democratización del acceso a la cultura. «Gracias a la tecnología, en nuestro caso gracias a la tecnología que nos procura Telefónica, estas obras de arte están llegando ya a todos los confines del globo», explica Falomir. «La tecnología es la puerta a la cultura, es lo que hace que los muros de este museo desaparezcan y que todos, cualquiera, puedan entrar en él».