Cultura

"¿Quién es? ¿De dónde sale? ¿Qué hace? ¿Cómo vive?", el escándalo Pardo Bazán 100 años después

Varias mujeres visitan la exposición "Emilia Pardo Bazán. El reto de la modernidad", que se inagurará el próximo 9 de junio en la Biblioteca Nacional de Madrid. EFE/Javier Lizón

Fue carlista, divorciada, amante, conservadora, radicalmente feminista. Fue autora, intelectual, casi dramaturga. Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851-Madrid, 1921) fue todo lo que quiso ser. En una sociedad que le decía que era mejor que se quedase quieta, ella no paró de moverse. Se casó, se arrepintió, se puso a escribir y arrasó.

Este año se cumplen 100 de su muerte y la polémica en torno a su casa, el Pazo de Meirás, y las cartas subidas de tono con Galdós, la han vuelto a poner en el centro de todas las miradas. Su vida, contada infinidad de veces, sigue llamando la atención porque asumió el verbo libertad como una bandera, porque triunfó cuando hacerlo requería de testículos.

Ahora, la Biblioteca Nacional, junto con Acción Cultural Española, recoge gran parte de ella en la muestra Emilia Pardo Bazán. El reto de la modernidad, que se inaugura hoy de la mano de la Reina Letizia y el presidente de la Xunta Alberto Nuñez Feijóo y en septiembre viajará a la Coruña, que hace hincapié en la visión adelantada a su tiempo de la gallega.

Más de 200 piezas entre libros, fotografías, dibujos, manuscritos e incluso muebles pretenden mostrar su figura «decididamente moderna». Todo esto acompañado de lo que dijo y dijeron para reflejar su personalidad. «Hemos incluido muchas citas para dejar claro su atrevimiento y su humor. Era una amante de las polémicas, apasionada y radicalmente anti-sentimental», asegura la comisaria Isabel Burdiel.

También para que se constate lo que provocó y lo poco que le importó hacerlo. El revuelo, la incredulidad, la envidia… Como explican l0s organizadores de la exposición: «En un momento clave de consolidación en España y en Europa de la cultura de la celebridad, en la que un nuevo público aunaba la admiración por los logros literarios con el interés por las vidas privadas, ella logró ser a un tiempo agente destacado del cambio y objeto del mismo, gestionando con gran inteligencia su imagen como escritora y mujer célebre».

¿Tiene marido e hijos? ¿Pertenece a la escuela de las independientes, creada por el insigne marimacho que se llamó en el mundo Jorge Sanz?»

‘el globo’, 1883

Como bien se puede ver en este artículo que recogió El Globo de Madrid el 11 de agosto de 1883, su ascenso en el mundo literario vino acompañado de un gran recelo. «¿Quién es? ¿De dónde sale? ¿Qué hace? ¿Cómo vive? se preguntan con igual ardor las gentes del oficio y los curiosos insaciables del vulgo. ¿Fuma? ¿Tira armas? ¿Se viste de hombre? ¿Tiene marido e hijos y se acuerda de que los tienes? ¿Pertenece a la escuela de las independientes, creada por el insigne marimacho que se llamó en el mundo Jorge Sanz?», escribieron entonces.

Pero todo fue meditado. Tras su divorcio, en el que recibió el apoyo de sus padres, decidió dedicarse en serio a la literatura y poder vivir de ello. Así lo muestra una de las cartas que le envió a Benito Pérez Galdós. «Me he propuesto vivir exclusivamente del trabajo literario, sin recibir nada de mis padres, puesto que, si me emancipo en cierto modo de la tutela paterna, debo justificar mi emancipación no siendo en nada dependiente; y este propósito, del todo varonil, reclama en mí fuerza y tranquilidad», le confesó el 13 de abril de 1889.

Una actitud que le dio alas no sólo a ella, sino al resto de mujeres que llegaron después. Como ha asegurado José Andrés Torres Mora, presidente ejecutivo de Acción Cultural Española, durante la rueda de prensa de la exposición: «Oigo a muchas mujeres llamarla Emilia, no Pardo Bazán, como si fuese su amiga. Porque no sólo es una escritora, ella entonó la palabra feminismo y la llevó a cabo y eso ha sido muy positivo para generaciones venideras».

Porque Emilia, que se autodefinía como conservadora, también lo hacía como feminista y escribió sobre la necesidad de dar a las mujeres el mismo reconocimiento y el mismo espacio que a los hombres. Algo que le costó malas críticas, como cuando su fiel defensor Leopoldo Alas, Clarín, la criticó por intentar entrar en la Real Academia de la Lengua, asegurando que lo próximo que podría hacer era ser «guardia civila».

Poco le importó aquello, como poco le importó lo que pensasen sobre su vida privada. Además de divorciarse en una época en la que la mujer quedaba aparta socialmente, decidió tener amantes y vivir su sexualidad cómo le apetecía en cada momento.

De aquella libertad nacieron cartas que vieron la luz hace un par de años y que han dado luz sobre la relación secreta que mantuvo con Galdós. Una de ellas se recoge en la muestra, la que le escribió el 7 de mayo de 1889 desde La Coruña: «¿Quieres que te diga la verdad? Siempre me he reprimido algo contigo por miedo a causarte daño físico; a alterar tu querida salud. Siempre te he mirado (no te rías ni me pegues) como los maridos robustos a las mujeres delicaditas y tiernamente amadas, que tienen con ellas ménagements (…) Pánfilo de mi corazón: yo rabio también por echarte encima la vista y lo brazos y el cuerpote todo. Te aplastaré. Después hablaremos tan dulcemente de literatura y de Academia y de tonterías (…) Dormirás estos días. Dios quiera que sí. No fumes mucho, no».

Aunque la comisaria, Burdiel, ha asegurado que no han querido dar demasiada importancia a aquel amor desenfrenado entre ambos. «No hemos querido entrar en la cosa rijosa, escandalosa de hablar de esa relación del espectáculo», ha asegurado.

«Su personalidad y trayectoria están llenas de ambivalencias que la exposición pone de relieve para comprender la riqueza del personaje», ha añadido y ha querido recalcar su compromiso con el país. «Esencialmente gallega y cosmopolita, fue al mismo tiempo una consciente constructora de la nación española, reconociendo las exigencias del nacionalismo moderno en la época de los Estados-nación europeos y el papel de la literatura en su definición y consolidación», asegura en la nota de prensa.

Te puede interesar

Comentar ()