El cantante Joan Manuel Serrat tuvo que parar este viernes un concierto en Barcelona cuando, tras varias canciones, uno de los asistentes le pidió que cantara una canción en catalán, ya que estaban en Barcelona.

«Este disco fue compuesto de forma completa hace 47 años en castellano, y este concierto lo repasa de arriba a abajo. Ya sé que estoy en Barcelona, seguramente antes que usted», le contestó el artista a la persona del público.

Serrat hacía referencia al álbum Mediterráneo, del año 1971, que era el que se homenajeaba en un recital en el que tocó todos los temas que lo formaban.

«Es la primera vez que tengo que parar el espectáculo, que ha girado por todo el mundo, porque alguien diga algo así. Es increíble que en los tiempos que corren haya gente que no lo entienda. Se puede sentir usted orgulloso», afirmó Serrat, molesto, según recogían algunos usuarios en Twitter.

El cantante, que el pasado mes de junio visitó en la prisión de Estremera a Oriol Junqueras y Raúl Romeva, ha sido foco de polémicas relacionadas con el independentismo en los últimos meses, sobre todo al criticar el procés.

Ha sufrido boicots en sus apariciones en TV3, y ha llegado a afirmar que «el independentismo está en un callejón sin salida», pidiendo «iniciativas públicas» y reclamando que «los gobernantes de Cataluña pongan ya de su parte».

Del mismo modo, también ha pedido en varias ocasiones que sus canciones no se utilicen en las concentraciones en contra del soberanismo, abogando siempre porque ambas partes dejen de «marear la perdiz».