Castilla y León | Música | Tendencias

Festival Sonorama Ribera: una gran apuesta en tiempos de Covid

El festival celebrado en Aranda de Duero (Burgos) acogerá del 12 al 14 de agosto a algunas de los artistas nacionales de mayor envergadura entre estrictas medidas anti-Covid

Sonorama Ribera 2021

Sonorama Ribera 2021 Sonorama Ribera

Verano siempre ha sido sinónimo de diversión, amigos y largas noches de fiesta y baile. Los conciertos de junio, julio y agosto – al menos hasta 2019 – eran esperados por miles de jóvenes españoles, entre los cuáles la cultura alrededor de los festivales musicales suponía para muchos una peregrinación alrededor de la península antes de la llegada de la pandemia.

Uno de los festivales más veteranos y con mayor reputación en nuestro país es el Sonorama Ribera. Celebrado desde hace ya 24 años en Aranda de Duero (Burgos), dará mañana, 12 de agosto, su pistoletazo de salida. Durante tres días, Sonorama afrontará su edición más aclamada – después de que en 2020 tuviese que ser cancelada por la segunda ola de coronavirus en España -, así como complicada.

El principal objetivo del festival: demostrar que la cultura es segura

Si ya es difícil coordinar un evento de tales dimensiones en tiempos pandémicos, más aún lo es cuando, tan solo una semana antes de su arranque, se daba a conocer que los festivales Vida, Cruïlla y el Canet Rock celebrados durante julio en Cataluña habían supuesto la propagación del Coronavirus entre casi 2.300 asistentes.

A pesar de estos resultados, el director de Sonorama Ribera, Javier Ajenjo, prefiere mirar el lado positivo: «Hay que arriesgarse y hay que equivocarse. Creo que los festivales de Cataluña iniciaron un camino para todos. Obviamente se equivocaron en muchos aspectos, como nosotros nos vamos a equivocar, porque es la única manera de aprender y salir adelante» asegura a El Independiente.

La edición de este año del festival apostará por un aforo muy reducido: si Sonorama acostumbra a contar con unos 30.000 asistentes, en esta ocasión un máximo de 5.000 personas disfrutarán de la música de El Kanka, Amaral o Vetusta Morla. Además, Ajenjo destaca la sectorización de los presentes en cinco grupos de 1.000 personas, así como accesos «absolutamente independientes» para cada uno de ellos.

Para evitar repetir los errores de sus homólogos catalanes, el festival burgalés no ha parado de realizar cambios en los protocolos de actuación y en las medidas establecidas durante los conciertos: si hace un mes la idea inicial era que el público disfrutase de pie de las actuaciones musicales, tras la publicación de estos datos se ha tomado la decisión de que los asistentes deberán de permanecer sentados.

Uso de la mascarilla, el leitmotiv de Sonorama Ribera 2021

Sin embargo, Ajenjo insiste en que la medida más importante a cumplir para garantizar que Sonorama no se convierta en un evento propagador de la Covid es el uso de la mascarilla en todo momento, tanto es así que este será el único requisito para poder asistir. Para asegurarse de su cumplimiento, el festival contará con 80 personas encargadas exclusivamente de informar a los participantes del uso del cubrebocas.

De esta forma, queda completamente descartada la idea de realizar PCR o un test de antígenos a los participantes: «Tuvimos sobre la mesa la posibilidad de hacer test de antígenos en los meses pasados, pero hemos visto que, en cierto modo, ha conllevado una relajación que no queremos que se produzca», comenta el director del festival.

Otras decisiones adoptadas por la organización del evento para garantizar la seguridad del público y de los habitantes de Aranda ha sido la eliminación de zonas de acampada y de conciertos diurnos en el centro de la ciudad, generalmente celebrados en la plaza del Trigo. «Se eliminan todos estos conciertos para evitar el efecto llamada y, sobre todo, para tener no solo controlado el recinto, sino también que haya una vida normal en la ciudad», argumenta Javier Ajenjo.

Un cartel con menos artistas y sin acento extranjero

El aforo no solo se reduce en el número de asistentes, sino también en los artistas que protagonizarán Sonorama Ribera 2021. Este año el festival contará con un 87% menos de músicos en sus escenarios. Entre los que actuarán en directo del 12 al 14 de agosto se encuentran algunas de las figuras más importantes de esta industria a nivel nacional, como Viva Suecia, Anni B Sweet, León Benavente o La Habitación Roja.

Al igual que el establecimiento de medidas para el público, Ajenjo apostilla que la configuración del cartel para esta edición ha sido caótico y muy variable: «A lo largo del año hemos tenido carteles de todo tipo. Ha sido un traje a medida conforme a la situación que estábamos viviendo, una situación muy difícil para poder decidir. Lo mejor que hemos podido hacer es ser prudentes, no liarnos a poner escenarios».

La situación sanitaria impedirá también la llegada a Burgos durante estos días de artistas procedentes de otros países, aunque el director de Sonorama prefiere apostar, este año más que nunca, por la música española: «Siempre los artistas internacionales están representados como un regalo, pero este es un festival basado en la música nacional. Creo que está demostrado que no se necesita de nada más para hacer grandes eventos y para hacer feliz a la gente en festivales como el nuestro».

La edición más inclusiva de Sonorama Ribera

Dejando aparte las restricciones con las que el festival contará a causa de la pandemia, 2021 supone para Sonorama un hito dentro de su propia historia. Este año las actuaciones musicales podrán ser disfrutadas por primera vez por personas con discapacidad visual y auditiva.

Para ello, junto con la fundación Music For All, Sonorama pondrá a disposición de quien lo requiera mochilas vibratorias, bucles magnéticos, interpretación en lengua de signos, subtitulados y audio descripciones en directo. «Va a ser la parte más bonita y emocionante del festival de este año. Uno de los principales motivos por los que queríamos que esta edición del festival se realizara era para poder llevar el proyecto a cabo, y que el próximo podamos estar con un festival muchísimo más adaptado y preparado» comenta Javier Ajenjo emocionado.

Te puede interesar

Comentar ()