Vida Sana

Primark niega que las chanclas retiradas por riesgo de cáncer se hayan vendido en España

El modelo retirado es el Flip Flops de hombre

Chanclas de Primark retiradas por riesgo de cáncer. EP

Primark ha retirado miles de unidades de sus chanclas «Flip Flops» de hombre tras detectar que contienen criseno, un componente químico que puede provocar cáncer. Las chanclas se habían puesto a la venta en enero en Reino Unido y fueron sacadas del mercado el 2 de junio.

Primark informaba aseguraba ayer a Europa Press que las chanclas no se han vendido en España y, por suparte, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha asegurado que no tiene conocimiento de que las sandalias se hayan vendido en España.

Las chanclas llevan criseno en una proporción mayor a la permitida

Las chanclas contienen este componente químico, una sustancia restringida, en niveles que exceden el requisito máximo de 1 mg / kg. «Con la seguridad de nuestros clientes y el respeto por el medio ambiente, hemos tomado la decisión de retirar este producto y, por lo tanto, le invitamos a devolver este artículo para un reembolso completo», ha señalado la compañía.

Aunque Montserrat ha afirmado que aún no sabe si se ha vendido en España el modelo retirado, a modo de precaución ha lanzado un mensaje de tranquilidad: «Desde la AECOSAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria) hemos enviado la alerta que hemos recibido desde Europa a todas las comunidades, que son las que tienen las competencias de vigilancia, para que vigilen que no existen estas chanclas y que, si existieran, las retirasen del mercado», ha aseverado la ministra.

En Reino Unido, se ha retirado el modelo de chanclas en tres colores – negro, azul y caqui- y ha ofrecido el reembolso a los clientes. No obstante, un portavoz de la marca aseguró a The Guardian que «con los niveles de componente encontrado, el riesgo es mínimo».

Es el tercer producto que retira Primark en lo que va de año

El problema, explica el medio inglés, fue descubierto tras una queja por parte de un tercero. La compañía suspendió los pedidos pendientes y lanzó una investigación.

Es el tercer producto que Primark retira este año del mercado en el país británico, tras unos leggins infantiles (por riesgo de daños de uno de sus componentes en las rodillas) y unas camisetas de The Walking Dead tras una denuncia de racismo.

Comentar ()