El fondo de inversión Weston Hill ha comprado la cadena de clínicas dentales low cost iDental tras adquirirla por 25 millones de euros. La operación supone la entrada en la compañía de 10 millones de euros en efectivo en el balance, ya que los 15 millones de euros restantes incluyen la amortización de la deuda acumulada.

La operación se ha realizado mediante la creación de un vehículo de inversión Ad hoc denominado Maxwell Capital y supone de momento la salida del CEO de la compañía, Antonio Javier García Pellicer, y la entrada de dos directivos con experiencia en el sector que dirigirán la compañía de forma conjunta, Luis Sans y José María Garrido, fundador y partner respectivamente de Weston Hill. Según el comunicado emitido por la compañía, su trayectoria abarca compañías como Vitaldent, Mapfre Dental, Sanitas Dental e Institutos Odontológicos.

De la operación, 15 millones de euros irán destinados a la amortización de la deuda

Los nuevos propietarios han afirmado que hoy se ha procedido a liquidar todas las nóminas pendientes con los empleados, por lo que los pagos deberían quedar satisfechos en su totalidad entre hoy y mañana. A esta hora, los sindicatos aún no han confirmado si se están realizando estos pagos ya que los trabajadores de todos los centros de España se encontraban, desde hoy, de huelga indefinida. Una huelga que no se va a desconvocar, según fuentes de los sindicatos, hasta que los trabajadores afectados – una plantilla de en torno a 3.000 trabajadores – reciban en sus cuentas los pagos.

El resto de la dirección, que continúa de momento (los nuevos gestores evaluarán sobre posibles salidas próximamente), está reunida con los trabajadores de Madrid y hará lo mismo con los centros del resto de España en los próximos días, según fuentes de la empresa.

La compañía asegura que ya ha emitido el pago de todas las nóminas que adeudaba

Sin embargo, éste no es el único problema que afronta la compañía, acosada también por las reclamaciones de pacientes y la investigación a sus dentistas, un centenar tan solo en Madrid.

La operación incluye también un acuerdo, según el comunicado, con las compañías de crédito al consumo que financian los tratamientos (Cetelem y Evo, principalmente) y con la compañía suiza Straumann, líder mundial en la odontología implantológica, restauradora y regenerativa, principal suministrador de iDental. Todas ellas mantendrán los acuerdos firmados con la empresa y han mostrado su apoyo a la operación, según iDental.

Sin embargo, un día más tarde la compañía Straumann ha emitido un comunicado para desmentir el acuerdo y puntualizar que se trata una empresa del grupo – Neodent, su «marca blanca» – la que provee a iDental, no la primera marca. «La marca Straumann, cuya historia está marcada por la diferenciación en cuanto a calidad, profesionalidad y excelencia en los materiales utilizados para la fabricación de sus implantes dentales, desea desvincularse de esta compra y evitar que existan confusiones y conflictos
entre sus clientes. “Para nosotros la calidad es nuestra máxima y no podemos permitir que un tercero pueda confundir a nuestros clientes respecto a la imagen de una de las empresas principales de nuestro grupo”, ha afirmado en el comunicado el presidente de Straumann, Sebastián Montero.

Uno de los nuevos CEO, José María Garrido, afirma en el comunicado que el objetivo de la nueva gestora es pasar de «26 a 40 centros odontológicos de gestión hospitalaria en los próximos 3 años” y que su primer objetivo es «mejorar aspectos de atención al público y de gestión financiera que han lastrado hasta ahora la imagen y la eficiencia de la compañía».

Otro de los problemas que afronta iDental es que aún no ha publicado sus cuentas de 2016 porque su auditor, PriceWaterhouse, no las ha aprobado. Fuentes de la compañía han afirmado que se reunirán esta semana con la auditora para analizar la cuestión y buscar una solución.