Vida Sana

Cien dentistas de iDental, investigados por mala praxis en lo que va de año en Madrid

El Colegio de Odontólogos de Madrid ha abierto expedientes sancionadores a un centenar de odontólogos de la cadena dental ‘low cost’, hasta 10 veces más que todos los abiertos durante años anteriores

logo
Cien dentistas de iDental, investigados por mala praxis en lo que va de año en Madrid
La clínica defiende que sus precios se basan en la "gestión hospitalaria de gran tamaño" pero acumula reclamaciomnes y sanciones.

iDental, la clínica dental que ofrece descuentos agresivos, está en el punto de mira.

Resumen:

Se acabó la prudencia. El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) ha levantado la voz de alarma ante la escalada de reclamaciones a dentistas de las ya polémicas clínicas de iDental.

Tan solo en lo que va de año, el colegio ha abierto expedientes sancionadores a 100 odontólogos de estas clínicas, una cifra que multiplica por 10 el número total de casos en años anteriores.

“Nunca habíamos visto nada igual. La diferencia con otros casos de cadenas dentales como Funnydent es la mala calidad y la agresividad de los tratamientos. Hemos visto incluso una paciente a la que le rompieron la mandíbula mientras le realizaban el implante”, denuncia Antonio Montero, presidente del COEM.

Aún no se han resuelto los expedientes pero los indicios son claros y este centenar de odontólogos podría afrontar la expulsión del colegio y la suspensión de su licencia durante al menos un tiempo.

“Son dentistas jóvenes, entre 23 y 26 años, y la mayoría ya no trabaja allí. Aunque también están siendo investigados los responsables sanitarios de ambas clínicas – tanto anteriores como actuales -, que son quienes tienen la responsabilidad última sobre todos los pacientes atendidos”, afirma el asesor jurídico del colegio, Gilberto Pérez.

Detrás de tal número de reclamaciones están la falta de tiempo, de calidad de los materiales y experiencia de los profesionales están detrás, según algunos trabajadores de la compañía.

 

Lo peor, según los profesionales del colegio, es que muchos de estos pacientes no podrán solucionar ya sus problemas “Hay algunos que han ido a por una segunda opinión y les han dicho que por el aspecto de sus implantes va a ser imposible colocarles una dentadura fija en la parte superior”, añade El Halabi.

Se acabó la prudencia. El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) ha levantado la voz de alarma ante la escalada de reclamaciones a dentistas de las ya polémicas clínicas de iDental. Tan solo en lo que va de año, el colegio ha abierto expedientes sancionadores a 100 odontólogos de estas clínicas, una cifra que multiplica por 10 el número total de casos en años anteriores.

“Nunca habíamos visto nada igual. La diferencia con otros casos de cadenas dentales como Funnydent es la mala calidad y la agresividad de los tratamientos. Hemos visto incluso una paciente a la que le rompieron la mandíbula mientras le realizaban el implante”, denuncia Antonio Montero, presidente del COEM.

Aún no se han resuelto los expedientes pero los indicios son claros y este centenar de odontólogos podría afrontar la expulsión del colegio y la suspensión de su licencia durante al menos un tiempo. “Son dentistas jóvenes, entre 23 y 26 años, y la mayoría ya no trabaja allí. Aunque también están siendo investigados los responsables sanitarios de ambas clínicas – tanto anteriores como actuales -, que son quienes tienen la responsabilidad última sobre todos los pacientes atendidos”, afirma el asesor jurídico del colegio, Gilberto Pérez.

Detrás de tal número de reclamaciones están la falta de tiempo, de calidad de los materiales y experiencia de los profesionales están detrás, según algunos trabajadores de la compañía.

Las reclamaciones que han dado lugar a estos expedientes son muy variadas, pero van desde infecciones derivadas de los implantes, a rotura de mandíbula, fiebre, problemas para comer y gente que no puede “ni cerrar la boca”, según se refleja en los expedientes.

Hemos visto incluso una paciente a la que le rompieron la mandíbula mientras le realizaban el implante” denuncia el COEM

La mayoría de los problemas está relacionado con los implantes: “Ellos han popularizado un método, “fast&perfect”, que se basa en completar el tratamiento el mismo día a través de la carga rápida. Un método que podría ser válido, en todo caso, para un tipo de paciente con unos requisitos muy concretos de estado de su dentadura pero que no llegaría ni al 1%. Eso, además del material de mala calidad con el que se están realizando. En muchos casos colocan implantes de materiales para prótesis temporales y que inevitablemente a los dos o tres meses empiezan a caerse”, afirma el doctor especialista en implantes Tarek El Halabi, vocal de la Junta de Gobierno del COEM.

Lo peor, según los profesionales del colegio, es que muchos de estos pacientes no podrán solucionar ya sus problemas “Hay algunos que han ido a por una segunda opinión y les han dicho que por el aspecto de sus implantes va a ser imposible colocarles una dentadura fija en la parte superior”, añade El Halabi.

El pasado lunes, manifestación en Canarias

Además de las reclamaciones que han llegado al COEM, muchas otras están llegando directamente a los juzgados y se están movilizando a través de las redes sociales, sobre todo en Facebook donde plataformas como la de Madrid o Canarias reúnen ya a más de 3.000 afectados.

Precisamente en Las Palmas de Gran Canaria se concentraron el pasado lunes decenas de afectados que llevan, en muchos casos, varios meses esperando soluciones por parte de la clínica. Un grupo de afectados está en manos del abogado Raúl Perera, que está negociando con la empresa la devolución íntegra de los tratamientos. “En menos de un mes he recibido 50 casos. La mayoría son gente sin recursos que llevan meses esperando que les den solución y están desesperados. Algunos llegan a tal punto que cuando se les vuelve a despegar la pieza la pegan con la gotita [pegamento extrafuerte]”, afirma Perera, que está en conversaciones con la empresa.

Retrasos en los pagos a trabajadores y arranque de huelgas

En paralelo a la polémica por la mala praxis la cadena afronta otro grave problema: la liquidez. La compañía arrastra retrasos en los pagos a los trabajadores de entre dos y tres meses en muchas de sus clínicas.

Unos pagos a los que se había comprometido a hacer frente entre los días 8 y 13 de septiembre, un plazo que acaba de expirar sin que la empresa haya cumplido su compromiso. Por ello, los empleados de Valencia acaban de comenzar una huelga que probablemente se extenderá a los centros de otras clínicas de España en los próximos días.

Trabajadores de la clínica de iDental en Valencia han comenzado este 13 de septiembre una huelga ante el impago de sus nóminas. CCOO Valencia

Otros grandes damnificados, seguros y financieras

Los grandes damnificados de este caso van a ser, además de los pacientes, los seguros de responsabilidad civil de los odontólogos y las financieras, advierte el Colegio, que lleva meses en contacto con la Consejería de Sanidad y la Dirección General de Consumo para denunciar tanto los posibles problemas de praxis como cuestiones relacionadas con la información, la publicidad y la financiación. “Nos consta que han intensificado las acciones y ha habido sanciones”, afirma Pérez.

“Esto empieza a sonar a que pueden cerrar o vender la empresa. ¿Quién se va a hacer cargo de más de 250.000 pacientes?”, se pregunta la Junta del COEM, “el tema es tan gigantesco que es difícil una solución”.