Vida Sana

Un nuevo hallazgo sobre el virus abre la puerta a una “pastilla contra la gripe”

Un estudio de científicos del CSIC y el Instituto Pasteur publicado en ‘Nature Communications’ identifica por primera vez cómo actúa el virus de la gripe para extender la infección.

Investigadores del CSIC y el Instituto Pasteur han descubierto que el virus construye sus propios orgánulos para transportar la infección, al contrario de lo que se creía.

Un nuevo hallazgo sobre el virus de la gripe abre la puerta a desarrollar nuevos fármacos. CSIC

El virus de la gripe es una de las amenazas a la salud global más importantes por su capacidad para desarrollar variantes de gran peligrosidad, especialmente en los últimos años, como la gripe aviar. Sus continuas mutaciones lo hacen además difícilmente esquivable, ya que existe una única arma, la vacuna, que no consigue seguir el ritmo de la variación del virus para ser totalmente efectiva.

Por esto resulta tan importante este nuevo hallazgo, que ha conseguido observar el virus de la gripe con mayor precisión gracias a nuevas tecnologías de microscópica óptica y electrónica. El descubrimiento ha sido que, al contrario de lo que se creía, el virus construye su propio orgánulo membranoso para transportar las moléculas de su genoma.

Hasta el momento, las investigaciones apuntaban a que el virus de la gripe utilizaba unos orgánulos celulares, los “endosomas de reciclaje” con los que transportaba las moléculas de su genoma desde el núcleo celular, donde se fabrican, hacia la superficie celular, donde se forman nuevos virus.

“Ahora sabemos que esos orgánulos son costruidos por el virus específicamente para extender la infección y no están en las células sanas. Por ello, si conseguimos conocer en detalle los componentes de estos orgánulos podríamos conseguir mecanismos para evitar que el virus forme estructuras y atacarlo mediante fármacos”, afirma Cristina Risco, investigadora del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología.

Risco pertenece al Centro Nacional de Biotecnología del CSIC que durante cuatro años ha desarrollado la investigación junto al Instituto Pasteur francés y que ha publicado su hallazgo en Nature Communications. La investigación supone un cambio drástico en el conocimiento de la infección del virus de la gripe que puede dar lugar a desarrollos de terapias y fármacos para combatirlo, según los investigadores.

“No sólo hemos conseguido identificar este orgánulo en cepas de laboratorio. También lo hemos hecho en virus procedentes de pacientes enfermos por lo que es más relevante”, asegura Risco, que destaca que la importancia de un hallazgo como éste para científicos microscopistas como ella. “Esto te ocurre una vez en la vida”, señala.

Comentar ()