Vida Sana

Uno de cada tres adultos españoles lo reconocen: son totalmente sedentarios

logo
Uno de cada tres adultos españoles lo reconocen: son totalmente sedentarios
Uno de cada tres españoles reconocen ser totalmente sedentarios.

Uno de cada tres españoles reconocen ser totalmente sedentarios.

Resumen:

España es más de sofá que de deporte. El sedentarismo es un problema cuyas consecuencias se cuantifican no son sólo en el aumento del sobrepeso, sino también en el incremento del riesgo de muchas enfermedades y del coste sanitario.

El estudio “España, un país en el sofá”, realizado por la aseguradora Vivaz, ha recogido todos esos datos  para hacer una radiografía del problema en nuestro país.

El 57,5% de los españoles de entre 18 y 65 años (17 millones) afirma que lleva una vida sedentaria, es decir, que realiza poca actividad física.

Pero además, siete millones (uno de cada tres) reconocen que no hacen nada, es decir, que son totalmente sedentarios.

Si nos fijamos por perfiles, las que menos actividad física realizan son las mujeres de entre 35 y 44 años, que aducen demasiadas cargas laborales y familiares.

 

Por regiones, en la parte central de la península (excepto Madrid) parece que cuesta más levantarse del sofá, mientras que en Madrid, Andalucía, Canarias, Asturias, Galicia y País Vasco se tiende algo menos al sedentarismo.

 

 

La familia y el trabajo – y la falta de tiempo que provocan – son la principal razón que casi la mitad de los encuestados para este informe dan a por qué no hacen más ejercicio.

Sin embargo, la segunda razón, que da uno de cada tres, es simplemente que prefiere hacer otras cosas.

España es más de sofá que de deporte. El sedentarismo es un problema cuyas consecuencias se cuantifican no son sólo en el aumento del sobrepeso, sino también en el incremento del riesgo de muchas enfermedades y del coste sanitario. El estudio “España, un país en el sofá”, realizado por la aseguradora Vivaz, ha recogido todos esos datos  para hacer una radiografía del problema en nuestro país.

Las que menos ejercicio hacen, las mujeres de entre 35 y 44 años

El 57,5% de los españoles de entre 18 y 65 años (17 millones) afirma que lleva una vida sedentaria, es decir, que realiza poca actividad física. Pero además, siete millones (uno de cada tres) reconocen que no hacen nada, es decir, que son totalmente sedentarios. Si nos fijamos por perfiles, las que menos actividad física realizan son las mujeres de entre 35 y 44 años, que aducen demasiadas cargas laborales y familiares.

Además, el problema no parece menguar en las nuevas generaciones. Según el estudio de Vivaz, uno de cada tres padres también admite que sus hijos no realizan suficiente ejercicio.

Por regiones, en la parte central de la península (excepto Madrid) parece que cuesta más levantarse del sofá, mientras que en Madrid, Andalucía, Canarias, Asturias, Galicia y País Vasco se tiende algo menos al sedentarismo.

Tras estos datos, que reflejan un país mucho menos activo de lo que debería, hay también una relajada percepción del problema. Porque ocho de cada 10 no perciben este estilo de vida como algo peligroso.

No son conscientes, con toda probabilidad, de que no realizar ningún ejercicio supone multiplicar por cuatro los riesgos de desarrollar diabetes, hipertensión o depresión. Que aumenta un 18% la ingesta de medicamentos o que resta siete años de vida, según recoge el informe, que recoge también que el sedentarismo genera 2.500 millones en costes laborales al año e incrementa un 10% el gasto sanitario.

En lo que al peso se refiere, el sedentarismo contribuye a que más del 55% de los españoles reconozcan que les sobran unos kilos. Al 23%, casi uno de cada cuatro españoles, más de 10.

Por qué no hacemos ejercicio

La familia y el trabajo – y la falta de tiempo que provocan – son la principal razón que casi la mitad de los encuestados para este informe dan a por qué no hacen más ejercicio. Sin embargo, la segunda razón, que da uno de cada tres, es simplemente que prefiere hacer otras cosas. Que es aburrido y caro son las siguientes dos razones – o excusas – que se argumentan, mientras que la quinta es la edad.

Las “excusas” son variadas y para los encuestados la solución tiene que venir de fuera. Siete de cada 10 cree que las empresas tienen que ceder tiempo y espacio para solucionar el problema, más de la mitad también apunta a los medios de comunicación como responsables de informar más del sedentarismo y un 48% pide que los gimnasios desgraven para facilitar la asistencia.

Pero más allá de las soluciones propuestas, el estudio ofrece algunas ideas para empezar a poner fin a un problema que va en aumento. Subir las escaleras, caminar y aprovechar las apps que motivan a realizar ejercicio son opciones que pueden mejorar tu estilo de vida desde ahora mismo.