Vida Sana

Lidl, primera cadena de supermercados que deja de vender huevos de gallinas enjauladas

logo
Lidl, primera cadena de supermercados que deja de vender huevos de gallinas enjauladas
Lidl, primer distribuidor nacional en dejar de vender gallinas criadas en jaula

Lidl, primer distribuidor nacional en dejar de vender gallinas criadas en jaula.

Resumen:

En Lidl ya no se venden huevos de gallinas enjauladas. La cadena de supermercados alemana se ha convertido en la primera a nivel nacional en dejar de vender huevos con código tres o cuatro, es decir, procedentes de gallinas criadas en jaulas. La compañía ha comunicado hoy que cinco años después de poner en marcha el proyecto, sus supermercados venden ya exclusivamente huevos con código dos (gallinas camperas, que viven en suelo), código uno (gallinas camperas que, además, salen unas horas al día al aire libre) y código cero (camperas y alimentadas con pienso y grano ecológico, es decir, huevos ecológicos). Aunque los consumidores están cada vez más concienciados y no en vano, según un estudio de la consultora Kantar, siete de cada 10 hogares prefieren comprar productos de gallinas criadas libres de jaula, en España apenas el 7% de los huevos vendidos en 2016 procedían de gallinas criadas en suelo. Una cifra muy por debajo de la media europea, del 44%, y años luz de la media de Holanda (82%) o Alemania (90%). "Con este cambio, calculamos que el porcentaje de huevos de gallinas enjauladas vendidos en España caerá del 93 al 87%", ha dicho Miguel Paradela, director general de Ventas de Lidl España.

En Lidl ya no se venden huevos de gallinas enjauladas. La cadena de supermercados alemana se ha convertido en la primera a nivel nacional en dejar de vender huevos con código tres o cuatro, es decir, procedentes de gallinas criadas en jaulas.

La compañía ha comunicado hoy que cinco años después de poner en marcha el proyecto, sus supermercados venden ya exclusivamente huevos con código dos (gallinas camperas, que viven en suelo), código uno (gallinas camperas que, además, salen unas horas al día al aire libre) y código cero (camperas y alimentadas con pienso y grano ecológico, es decir, huevos ecológicos).

En 2016, España sólo vendió un 7% de huevos de gallinas criadas en libertad. En Europa fue el 44%

Aunque los consumidores están cada vez más concienciados y no en vano, según un estudio de la consultora Kantar, siete de cada 10 hogares prefieren comprar productos de gallinas criadas libres de jaula, en España apenas el 7% de los huevos vendidos en 2016 procedían de gallinas criadas en suelo. Una cifra muy por debajo de la media europea, del 44%, y años luz de la media de Holanda (82%) o Alemania (90%). «Con este cambio, calculamos que el porcentaje de huevos de gallinas enjauladas vendidos en España caerá del 93 al 87%», ha dicho Miguel Paradela, director general de Ventas de Lidl España.

«En el suelo, la gallina tiene libertad de movimientos, tanto en vertical como en horizontal. A la gallina le gusta picar y escarbar en el suelo, darse baños de arena, aletear e interactuar con los animales de su especie. Eso se minimiza o no existe cuando están en jaulas», ha dicho Yolanda García, veterinaria de Grupo Fuertes, uno de los proveedores de la cadena. No obstante, la veterinaria ha puntualizado que no hay evidencia científica de que exista ninguna diferencia nutricional entre gallinas criadas en suelo o en jaula, «si hablamos de gallinas de la misma edad y misma alimentación».

Los cuatro proveedores de Lidl han sido certificados por AENOR

El proyecto arranca con cuatro proveedores 100% españoles y que han sido certificados por AENOR para certificar la veracidad del origen. Además, la compañía asegura que ha mantenido los precios de venta al público que ya tenía. «Con este cambio esperamos aumentar las ventas a mayor ritmo, de momento no esperamos contar con otras marcas sino continuar con las cuatro referencias que tenemos, huevos M, L, camperos y ecológicos» ha dicho Paradelas.

La inversión necesaria para poner en marcha el proyecto ha sido, según García, de «20 euros de inversión por plaza de gallina sin tener en cuenta la compra de terrenos y obra civil, en total unos 12 millones». Lidl ha puntualizado que los cuatro proveedores han realizado inversiones similares y que los costes se han asumido de forma compartida junto a Lidl.

«Este es un primer paso de muchos que vamos a dar en materia de sostenibilidad y bienestar hacia otras especies animales», ha asegurado Paradelas, aunque no ha especificado en cuáles están trabajando.

Otras compañías están moviendo ficha en este sentido, aunque en otros volúmenes, como El Corte Inglés, que se comprometió hace unos días a que su marca propia deje de vender huevos de jaula en siete años, para 2025.