Vida Sana

España prevé realizar en mayo el primer trasplante cruzado internacional de riñón

logo
España prevé realizar en mayo el primer trasplante cruzado internacional de riñón
Los trasplantes renales de vivo alcanzarán un nuevo hito este año con los trasplantes cruzados internacionales.

Los trasplantes renales de vivo alcanzarán un nuevo hito este año con los trasplantes cruzados internacionales. EP

Resumen:

España, líder en donación y trasplantes de órganos, busca estrategias de mejora que permitan aumentar aún más las cifras. Una de estas vías es el trasplante cruzado, un procedimiento por el cual parejas que desean realizarse una donación en vivo pero son incompatibles entran en una ‘cadena de trasplantes’ con otras parejas en la misma situación. Este proceso ya se realiza en España desde hace unos años y se han apuntado 13 donantes que han permitido realizar 37 trasplantes renales, pero la novedad ahora es la internacionalización del programa que amplía las posibilidades al unirse a la cadena donantes de Italia, Portugal y España.

Así, la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil, ha anunciado hoy durante la presentación del Plan Estratégico Nacional en Donación y Trasplante de Órganos, también llamado ‘Plan 50×22’, que España será “probablemente” el mes que viene uno de los primeros trasplantes del mundo de estas características. Al programa, que denomina a los donantes “buenos samaritanos”, ya cuenta en España con 122 parejas de las cuales 89 son españolas, 18 portuguesas y 15 italianas.

Además de esta vía, España tratará de aumentar el número de trasplantes renales de vivo a través del ejemplo de algunas comunidades autónomas que están más desarrolladas. El ejemplo más importante es Cataluña, donde el año pasado se registraron 17,6 trasplantes renales de donante vivo por millón de habitantes, mientras que la media española se situó en el 7,1 por millón de personas, por lo que se pretende identificar las buenas prácticas en este ámbito y difundirlas a toda España. Todo esto pretende aumentar el número de este tipo de donantes, que se ha visto disminuido en los últimos años por el aumento en la disponibilidad de riñones de donantes fallecidos.

122 parejas de España, Italia y Portugal participan en el programa internacional de donantes vivos

Esta es una de las líneas del Plan 50×22, con el que la ONT retende alcanzar en los próximos cinco años los 5.500 trasplantes anuales y los 50 donantes por millón de habitantes. Entre los años 2018 y 2022 también se ha trabajar por adaptar al conocimiento científico actual los criterios de utilización de órganos de determinados tipos de donantes. Este es el caso de los donantes con infección por el virus de la hepatitis C, a la vista de la eficacia y seguridad de los nuevos antivirales de acción directa. De hecho, la ONT ya ha establecido un grupo de expertos para elaborar un protocolo nacional que defina los criterios de uso de órganos donantes con este virus que hayan sido tratados previamente, o no, con los nuevos tratamientos.

Foco en los trasplantes infantiles

Los pacientes infantiles son otro de los asuntos a los que la ONT va a poner el foco durante los próximos 5 años, como consecuencia de las dificultades que los niños tienen para acceder a un trasplante por la escasa mortalidad infantil que hay en España. Por ello, y con el objetivo de incrementar sus posibilidades, la ONT propone establecer recomendaciones, en colaboración con sociedades científicas de Pediatría y Neonatología, sobre la donación pediátrica en general, y la donación pediátrica en asistolia en particular.

Del mismo modo, apuesta por el desarrollo de programas especiales que faciliten la utilización de los órganos infantiles disponibles como, por ejemplo, el Programa Nacional de Trasplante Cardiaco Infantil ABO incompatible, iniciado este año por el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, y que va a permitir aumentar las opciones de trasplante cardíaco de niños muy pequeños. En esta iniciativa participan, además del citado hospital madrileño, La Paz, La Fe de Valencia, el Reina Sofía de Córdoba y el Vall d’Hebron de Barcelona.

Otras medidas que contempla la nueva estrategia es el desarrollo de un sistema nacional biovigilancia ampliado que integre órganos, tejidos y células de origen humano; actualizar las recomendaciones existentes para la utilización segura de los órganos para trasplante; crear una plataforma de información para la notificación y gestión de eventos y reacciones adversas; analizar la composición actual de los equipos de coordinación hospitalaria de trasplantes y equipos extractores y de trasplante; o mejorar el Programa de Acceso al Trasplante para Pacientes Hiperinmunizados (PATHI).

El Programa Nacional de Trasplante Cardiaco Infantil ABO incompatible aumentará las opciones de los más pequeños

“En el plan se identifican todas las variantes mejorables y creemos que es un documento fantástico que debería ser asumido por todos los países del mundo”, ha detallado el coordinador de trasplantes de Andalucía, Manuel Alonso. Del mismo modo se ha pronunciado el coordinador de trasplantes del País Vasco, Joseba Aranzabal, quien ha asegurado que la ONT ha vuelto a demostrar que “tiene creatividad y energía suficiente para mejorar los sistemas de trasplante y donación adaptándose a los cambios del entorno”.

Potenciación público-privada

En la estrategia de la ONT destaca también la potenciación de la colaboración público-privada, con la que se pretende desarrollar el proceso de donación en centros hospitalarios privados en colaboración con los equipos de coordinación de trasplantes de centros autorizados para la obtención de órganos.

Asimismo, según ha informado la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, en la estrategia se contempla también la necesidad de generalizar los cuidados intensivos orientados a la donación en las unidades de críticos, lo que, a juicio de la organización, permitiría aumentar la donación de órganos en un 10%. Y es que, tal y como ha informado Domínguez-Gil, el 24% de las todas las donaciones que se producen en España son de personas a punto de fallecer que ingresan voluntariamente en las unidades de cuidados intensivos para donar un órgano, por lo que es necesario facilitar a los pacientes que están al final de su vida ingresar en estos servicios para que puedan donar.

Generalizar los cuidados intensivos orientados a la donación permitiría aumentar la donación de órganos en un 10%

La ONT también quiere incrementar en los próximos cinco años el número de centros con programas de donación en asistolia y transformarlos en una donación multiorgánica, posibilitando así la realización de otros trasplantes como, por ejemplo, el pancreático o, incluso, el cardíaco. Actualmente, 91 hospitales cuentan con estos programas, de los cuales 11 tienen iniciativas de donación en asistolia no controlada. El objetivo de la ONT es extender este último tipo de programa a ciudades con menos de 500.000 habitantes, tras ver los “buenos resultados” que se han obtenido en ciudades como Alicante, Cáceres, A Coruña, Granada, San Sebastián, Santander, Sevilla, Valencia, Madrid y Barcelona.

Los programas de recuperación de órgano van a ser también objeto de mejora de cara al año 2022. Actualmente, hay un porcentaje variable de órganos que ni siquiera son extraídos para trasplantarse porque no se consideran válidos, si bien existen ya tecnologías que permiten recuperar estos órganos para poder trasplantarlos.

En este punto, la directora general de la ONT ha informado de que el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, el Reina Sofía de Córdoba y el Hospital Puerta del Hierro de Madrid cuentan con máquinas de perfusión ex vivo para extraer pulmones que no serían válidos para trasplantes, mantenerlos en equipos que emulan condiciones fisiológicas normales de preservación y tratarlos para conseguir que puedan ser trasplantados. Con esta estrategia, la ONT estima que se podrían tener 50 pulmones cada año potencialmente recuperables.