Consumo | Nutrición | Vida Sana

Los españoles apenas consumen la mitad de frutas y verduras recomendadas

Los manchegos, extremeños y andaluces son los que menos frutas y hortalizas incluyen en su dieta. Los que más, los aragoneses, vascos, navarros, catalanes y cántabros, según el último informe de la Fundación Española de Nutrición.

logo
Los españoles apenas consumen la mitad de frutas y verduras recomendadas
Los españoles apenas consumen la mitad de frutas y verduras recomendadas.

Los españoles apenas consumen la mitad de frutas y verduras recomendadas.

Resumen:

Sí, casi todos sabemos que hay que tomar “cinco al día”. Sin embargo, nos quedamos en menos de tres entre frutas y hortalizas que tomamos cada día, según el último informe de la Fundación Española de Nutrición (FEN). Este documento, además, es más optimista que el estudio Anibes (también coordinado por la federación) que lo dejaba en dos.

Frutas y hortalizas: nutrición y salud en  la España del siglo XXI es el nuevo informe que acaba de presentar la FEN y que arroja unos datos muy negativos acerca de la evolución. Hoy, tomamos un 40% menos de vegetales que hace 50 años y quienes elevan algo la media son los más mayores, que toman casi el doble de frutas y verduras que los adolescentes.

Por regiones, el norte saca mejores notas en este apartado de la alimentación, ya que son los aragoneses, vascos, cántabros, catalanes, que toman entre 3,4 y 3,2 raciones diarias. A la cola en consumo se sitúan los manchegos, extremeños, andaluces y canarios, que se quedan entre las 2,3 y 2,6 raciones diarias.

 

Sí, casi todos sabemos que hay que tomar “cinco al día“. Sin embargo, nos quedamos en menos de tres entre frutas y hortalizas que tomamos cada día, según el último informe de la Fundación Española de Nutrición (FEN). Este documento, además, es más optimista que el estudio Anibes (también coordinado por la federación) que lo dejaba en dos.

Frutas y hortalizas: nutrición y salud en  la España del siglo XXI es el nuevo informe que acaba de presentar la FEN y que arroja unos datos muy negativos acerca de la evolución. Hoy, tomamos un 40% menos de vegetales que hace 50 años y quienes elevan algo la media son los más mayores, que toman casi el doble de frutas y verduras que los adolescentes.

Por regiones, el norte saca mejores notas en este apartado de la alimentación, ya que son los aragoneses, vascos, cántabros, catalanes, que toman entre 3,4 y 3,2 raciones diarias. A la cola en consumo se sitúan los manchegos, extremeños, andaluces y canarios, que se quedan entre las 2,3 y 2,6 raciones diarias.

Los españoles, sin embargo, no nos diferenciamos demasiado del resto de europeos en nuestra dieta.”Esto es una preocupación general en el continente” ha afirmado la coordinadora de la Estrategia NAOS de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Maria Ángeles Dal Re Saavedra.

Naranjas y tomates, los más consumidos

En el top 5 de los fruteros españoles están las naranjas, los plátanos, las manzanas, la sandía y el melón. El equivalente en vegetales lo tienen los tomates, las cebolas, los pimientos, las lechugas y los calabacines. Estas son las frutas y verduras que más ingieren los españoles, aunque la evolución en su consumo es muy variada.

Según ha explicado el director general industria alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Burgaz, entre 2007 y 2012 las principales verduras sufrieron un importante descenso en el consumo, que llegó al 13,4% en los tomates, 23,3% en las lechugas, 7,4% en los pimientos o 6,6% en las cebollas.

La evolución fue desigual en la fruta, ya que mientras las naranjas y las manzanas cayeron un 7,5 y un 12% en su consumo, otras como los plátanos subieron un 4,4% o las sandías, que lo hicieron un 2,3%. “¿Hacia dónde vamos en los próximos 15 años? Hacia un descenso muy ligero en el consumo de verduras y algo mayor en la fruta”, ha explicado Burgaz.

La comida es el momento del día en que más vegetales consumimos, la fruta se encuentra más espaciada durante todo el día. Sin embargo, hay un momento, según el presidente de la FEN Gregorio Varela Moreiras, que supone una “asignatura pendiente”: “La cena es el momento donde más se debería aumentar el consumo”.

El papel de las frutas y verduras en la dieta

La constatación de que lo de las cinco al día no es un capricho se ve gráficamente cuando se analiza el aporte de nutrientes que realizan las verduras y hortalizas. Son las responsables del 41% de la fibra que tomamos (y que necesitaríamos aumentar), aunque sólo el 2% de los lípidos. Como ha destacado Varela Moreiras, son la fuente principal de vitamina C (el 70,6%), el 66% de vitamina A y el 32,6% de los folatos. También nos aportan el 16% de los hidratos de carbono y el 24% de los azúcares.

Sus propiedades nos alejan, directamente, de una muerte prematura. Según una reciente revisión de estudios, se comprobó que existe un menor riesgo de enfermedades crónicas y muerte prematura con la ingesta de 800 gramos diarios de frutas y verduras (lo que propone la OMS).

También se considera que una dieta rica en frutas y verduras es un método de prevención de enfermedades como el cáncer y la diabetes, en esta última se ha estudiado que existe un riesgo un 14% menor cuando se tiene una dieta rica en vegetales. La protección frente a enfermedades cardiovasculares es aún mayor, del 28%, con un consumo diario de 600 gramos de hortalizas.