Salud | Vida Sana

Mirar a los ojos para detectar precozmente el Alzheimer

Un nuevo estudio publicado en 'Ophthalmology Retina' distingue entre pacientes sanos y enfermos de Alzheimer a través del escaneo de la retina. Los investigadores creen que el hallazgo podría servir para detectar anticipadamente la enfermedad.

logo
Mirar a los ojos para detectar precozmente el Alzheimer
Un nuevo estudio apunta a la detección del Alzheimer a través de la retina.

Un nuevo estudio apunta a la detección del Alzheimer a través de la retina.

Resumen:

El Alzheimer es una de las grandes amenazas para la salud. Esta enfermedad ha incrementado su incidencia un 33% en una década y aunque ya es la tercera causa de muerte en España se espera que pueda escalar posiciones en los próximos años. Dado que el Alzheimer aún no tiene cura, la detección precoz es otro de los grandes caballos de batalla de la investigación y el foco de este nuevo estudio, prometedor ya que se trataría de una prueba no invasiva y de bajo coste. Esta nueva investigación, que se publica en la revista Ophthalmology Retina, ha estudiado a más de 200 personas en el Duke Eye Center y ha encontrado diferencias significativas en la mirada de los ciudadanos sanos respecto de los que tenían Alzheimer.

El Alzheimer es una de las grandes amenazas para la salud. Esta enfermedad ha incrementado su incidencia un 33% en una década y aunque ya es la tercera causa de muerte en España se espera que pueda escalar posiciones en los próximos años. La OMS calcula que el número de enfermos se triplicará para 2050.

Dado que el Alzheimer aún no tiene cura, la detección precoz es otro de los grandes caballos de batalla de la investigación y el foco de este nuevo estudio, prometedor ya que se trataría de una prueba no invasiva y de bajo coste.

Esta nueva investigación, que se publica en la revista Ophthalmology Retina, ha estudiado a más de 200 personas en el Duke Eye Center y ha encontrado diferencias significativas en la mirada de los ciudadanos sanos respecto de los que tenían Alzheimer.

En el estudio, los 133 participantes del grupo de control mostraban una red densa en las venas microscópicas que forman parte de la retina. Sin embargo, ese mismo examen en los 39 pacientes que padecían Alzheimer reveló una red de venas menos densa e incluso escasa en algunas zonas. Esas diferencias se mantenían tras aislar otros factores como la edad, el seo o el nivel educativo, según los investigadores.

“Hemos medido las venas que no se ven en un examen habitual del ojo con una tecnología no invasiva de imágenes de alta resolución”, afirmó la autora del estudio Sharon Fekrat, oftalmóloga y cirujana de la retina, “es posible que estos cambios en la densidad de las venas de la retina puedan reflejar lo que está ocurriendo en las venas del cerebro, quizás antes de que se produzcan cambios a nivel cognitivo”, añadió Fekrat.

“Sabemos que se producen cambios en el cerebro y en las venas pequeñas en personas con Alzheimer, y dado que la retina es una extensión del cerebro, queríamos investigar si podíamos identificar esos cambios en la retina”, afirmó Dilraj S. Grewal, coautora del estudio y así mismo oftalmólogo y cirujano de la retina.

La tecnología utilizada se llama Angio-OCT (Tomografía de Coherencia Óptima), una técnica de diagnóstico a través de la retina – que puede encontrarse habitualmente en las consultas de los oftalmólogos – que utiliza ondas de luz para identificar la circulación de la sangre en la retina. Esta misma tecnología se utiliza para diagnosticar enfermedades de la retina como la retinopatía diabética.

Gracias a esta tecnología pueden verse cambios en los capilares más diminutos (menos de la mitad de un pelo humano) antes de que esos mismos cambios se produzcan en el cerebro. Además, se trata de una tecnología menos invasiva y costosa que la de identificar esos cambios en el cerebro.  “Nuestro objetivo es poder usar esta tecnología para detectar precozmente el Alzheimer, antes de que aparezca la pérdida de memoria”, concluyó Fekrat.

Otros estudios con la retina en el punto de mira

Esta no es la primera vez que se relaciona la retina con una posible identificación precoz del Alzheimer. Ya en 2017 un grupo de investigadores del Cedars Sinaí publicó en la revista JCI Insight los resultados de un estudio en el que se identificaban depósitos de la proteína beta-amiloide, principales causantes del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, en las regiones periféricas de la retina. El estudio relacionaba la cantidad de placas de esta proteína en la retina con la cantidad en el cerebro.

La revista JAMA Ophthalmology también publicó hace unos meses otra investigación sobre el cambio en la retina en los enfermos de Alzheimer. En este estudio participaron 30 personas de alrededor de 70 años sin síntomas de Alzheimer. La mitad de ellos tenían niveles elevados de concentración de proteínas beta-amiloides al analizar sus cerebros, lo que hacía predecir que, pese a que aún no mostraran síntomas, desarrollarían con probabilidad la enfermedad en el futuro. La otra mitad no mostraba esos niveles. «En los pacientes con más nivel de proteínas beta-amiloides o tau, detectamos un significativo adelgazamiento de las venas cerebrales», afirmó el coinvestigador Rajendra S. Apte, «todos tenemos una pequeña área sin vasos sanguíneos en el centro de nuestras retinas, que es el área responsable de nuestra visión más precisa. Pero encontramos un agrandamiento significativo de esa zona en personas con enfermedad de Alzheimer preclínica», añadió.