// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos

Vida Sana

‘Kómoda’ o cómo vencer a la sociedad del cansancio

Siete de cada 10 españoles se siente cansado o muy cansado. Somos una sociedad cansada. La presión por rendir, el estrés y la falta de sueño conducen a esa falta de vitalidad. Un cansancio que, según los médicos, corre el riesgo de volverse patológico.

El estrés, la tensión y un ritmo de vida sofocante son el punto de partida de Kómoda, un documental que pretende “hacer despertar a la sociedad, abrirnos los ojos y obligarnos a salir de la zona de confort”, según explica el conductor del documental, Nicolás Coronado.

Porque Kómoda, dirigida por el venezolano Douglas Belisario, refleja el ritmo de vida sofocante por el que la sociedad se deja llevar. Si siete de cada 10 españoles se sienten cansados, más de la mitad lo achaca a la falta y a la mala calidad del sueño, el 47% al trabajo y el 38,5% a la falta de ejercicio.

El cansancio tiene nombre de mujer

La desigualdad de género también afecta al cansancio. Y las razones son claras. Mientras que los hombres dedican a diario 2,7 horas a trabajo doméstico, para la mujer es casi el doble, 4,8 horas al día. Una carga mental que provoca que la mujer sufra un 50% más de fatiga que el hombre, según el Barómetro de Cansancio realizado para el documental.

A ello se unen las desigualdades laborales que sufren las mujeres, como la brecha salarial, que según el Foro Económico Mundial no se solucionará hasta 2186, como explica Coronado en el documental. “Tenemos que ser las mejores en nuestro trabajo pero además lo tenemos que hacer en tacones. Tienes que ser atractiva, buena madre, buena amiga… tienes que hacerlo todo a la vez.  A un hombre por ejemplo si está muy centrado en su carrera laboral, se entenderá que habrá aspectos en su vida que no pueda atender con la misma intensidad, pero a las mujeres ese tipo de licencias no se le permiten”, relata la psicóloga y sexóloga Ana Lombardía en el documental.

“La pornografía es un exponente más de nuestra fatiga social. Hemos sustituido el amor por el sexo y el sexo por la masturbación”, dice el documental. Cada día 92 millones de visitas a las páginas pornográficas con ocho minutos de tiempo de permanencia. “Esto impacta en el sexo, porque el deseo sexual aparece cuando el resto de necesidades están cubiertas, y si hay cansancio es más probable que no aparezca”, explica Lombardía.

La hiperconectividad, la dictadura del clic

Según los datos de Kómoda, uno de cada tres españoles considera que el uso excesivo de las tecnologías para trabajar le produce cansancio a nivel personal debido a la imposibilidad de desconectar. “Cada me gusta genera dopamina y esto crea adicción”, explica el coach Leandro Fernández Macho, “pero tenemos que desarrollar los recursos necesarios para afrontar esto con alegría y enfrentar los desafíos en lo personal y profesional”.

“Yo no creo que haya que desintoxicarse de la revolución digital”, confronta el bioquímico José Miguel Mulet, “el problema es que ha fomentado el sedentarismo, pero por lo demás yo veo sólo ventajas”.

La conectividad ha provocado una catarata de estímulos constantes que nos bombardean constantemente. “Somos yonquis del ocio”, dice Coronado, cada vez necesitamos estímulos más rápidos. “Estar en una sola cosa es estar presente”, dice Macarena Cutillas, experta en yoga, “eso es lo que proponen las filosofías orientales. Hay que aunar mente, cuerpo y espíritu que es lo que somos los seres humanos, y lo bueno que tiene es que empezamos a conocernos y conseguimos librarnos del sufrimiento”.

La alimentación, más opciones y menos social

El documental también fija el foco en la alimentación, “un campo de batalla de lo cotidiano”. “La nutrición se ha convertido en el santo grial de nuestra existencia”, dice Coronado. Mulet apuesta por más educación como la solución a un problema que se agrava, como destaca el documental, por el hecho de que seis de cada 10 españoles se ven obligados a comer fuera de casa entre semana.

Aunque tenemos más alimentos a nuestro alcance que nunca, el documental focaliza en que se ha perdido la acción social de comer. El cansancio provoca también la falta de tiempo para cocinar y que solo dediquemos, destaca el documental, el 5% de nuestro tiempo a las comidas. Un problema que se agrava con datos como el recién publicado en un estudio global que refleja que la mala alimentación mata más que el tabaco, la hipertensión o el cáncer.

“Los españoles nos alimentamos mejor que los países de nuestro entorno”, explica Mulet, aunque “poco a poco lo vamos haciendo peor”. Mulet destaca que no hay que fijarse tanto en unos alimentos concretos sino en el conjunto de la dieta.

El camino de salida

Para buscar una salida, el documental anima a buscarse a uno mismo. “Trabajar nuestra fuerza de voluntad, sacudiéndonos el cansancio y luchando contra la pereza”, concluye Coronado, a quien el documental, asegura, le ha servido “para reflexionar. Porque para que la sociedad cambie, el primero que debe cambiar es el individuo y para ello hace falta fuerza de voluntad, que creo que la tenemos poco trabajada”.

logo
‘Kómoda’ o cómo vencer a la sociedad del cansancio