El Primer Ministro de Italia, Giussepe Conte, ha firmado un nuevo decreto ley en el que se incluye desde el cierre de las escuelas hasta la obligación a las personas de guardar una distancia de un metro entre sí, adelanta Infobae. Además, el país con forma de bota ha quedado dividido en cuatro zonas, entre las que se cataloga a como roja por la cantidad de casos registrados y mayor presencia del virus. Está formada por los municipios de Bertonico; Casalpusterlengo; Castelgerundo; Castiglione D’Adda; Codogno; Fombio; Maleo; San Fiorano; Somaglia; Terranova dei Passerini. Aquí es donde las prohibiciones son más férreas, ya que se impide el libre acceso o retiro del territorio municipal.

Para protegerse del coronavirus solo es necesario adoptar las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias: lavarse las manos frecuentemente, evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos, al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con pañuelos desechables, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Si alguna persona, en los 14 días posteriores al regreso de un viaje a China, Corea del Sur, Irán, Japón, Singapur y regiones del norte de Italia (Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia Romaña, desarrollase síntomas respiratorios –fiebre, tos o sensación de falta de aire– deberán quedarse en su domicilio y contactar con los servicios de salud telefónicamente llamando al 061. Los servicios sanitarios valorarán su estado de salud y el antecedente de viaje y el posible contacto con casos de coronavirus.