Los padres de niños que puedan ser ingresados como consecuencia de haberse infectado por el nuevo coronavirus, algo que según las autoridades sanitarias es poco común, pueden ingresar con ellos aunque no cumplan los criterios para permanecer en el hospital, según el nuevo protocolo de ‘Manejo clínico de pacientes con enfermedad por el nuevo coronavirus’, publicado por el Ministerio de Sanidad.

En España por ahora están confirmados tres casos de menores afectados por este virus, cuya enfermedad se conoce como Covid19′, si bien el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado en varias ocasiones que el riesgo de contagio entre la población infantil es bajo, como así se ha demostrado en China, epicentro del brote del nuevo coronavirus.

Ahora bien, en el caso en el que ocurra, el protocolo publicado por el departamento que dirige Salvador Illa señala que la sintomatología entre la población pediátrica varía desde el cuadro leve (el más común) y de vías respiratorias altas con disnea, tos o dolor de garganta y/o fiebre el más común, hasta un cuadro de neumonía grave con sepsis. No obstante, hasta el momento no se han descrito alteraciones analíticas y radiográficas específicas en población infantil afectada.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingresar a todas las personas, incluidos los niños, que den positivo del nuevo coronavirus, si bien Sanidad señala que en aquellos están leves y, según la situación epidemiológica y condiciones familiares, se les puede atender en su domicilio.

En este sentido, y en el caso de que el menor tenga que ser ingresado, las autoridades sanitarias españolas recomiendan valorar la posibilidad de que un familiar, o el tutor legal, ingrese con él, tena o no criterios para el ingreso. No obstante, la persona que vaya a acompañar al paciente pediátrico deberá ser siempre la misma y llevar «en todo momento» las medidas de protección como, por ejemplo, la mascarilla FFP2, la bata de protección, guantes y gafas.

Respecto al seguimiento y monitorización evolutiva del niño con infección grave, Sanidad señala que no difiere de la que se realiza en otros procesos con neumonía severa, insuficiencia respiratoria aguda, SDRA, sepsis o fallo multiorgánico. Del mismo modo, aconseja realizar un seguimiento evolutivo clínico, analítico y de imagen conforme a la práctica clínica recomendada en estos pacientes.