No frenar la rutina, liberar endorfinas y amenizar los días que pasan entre las cuatro paredes de nuestros hogares. Estas son las principales razones por las cuales se ha producido de pronto una especie de ‘boom’ del deporte en casa a la que cientos de personas se han unido a través de las redes sociales. Deportistas de élite que muestran su rutina de ejercicios durante el confinamiento para evitar oxidarnos, cuentas de Instagram que crean monitores de fitness con fin solidario o clases de yoga a través de Youtube para el equilibrio físico y mental, son las iniciativas que están surgiendo estos días.

Sara impulsa, junto a su pareja Rodrigo, la cuenta de Instagram yo_entrenoencasa

Este es el caso de la cuenta de Instagram @yo_entrenoencasa. Rodrigo Díaz tiene el Grado de Ciencias de la actividad física y el deporte y su pareja, Sara Trascasas, hizo un Grado de Publicidad y Relaciones Públicas y tiene un Máster en Marketing Digital y Comercio electrónico. Ahora ambos han decidido poner en marcha este proyecto: “En nuestra mente siempre había estado la posibilidad de iniciar un proyecto así. A los dos nos apasiona el mundo del fitness, Rodrigo tiene conocimientos en la disciplina y yo podría encargarme de toda la parte de gestión de la comunicación y el diseño”, cuenta ella.

La tarea que llevan a cabo es similar a la que desarrollaría un monitor de gimnasio o un entrenador personal a través de vídeos en los que trabajan diferentes grupos musculares en su salón o terraza. Los creadores comenzaron esta iniciativa la semana pasada cuando comenzaba el confinamiento: “La semana pasada, cuando la situación empeoró y vimos que permaneceríamos confinados por un tiempo indefinido, pensamos que era el momento para iniciar el proyecto abriendo un perfil de Instagram en el que compartiésemos rutinas diariamente, para que todo el mundo pudiese seguir entrenando desde sus casas sin necesidad de material específico”, aclaraban.

“Lo hacemos para ayudar en estos días a mantener a la población activa, y que esto favorezca a su salud”

Además, mientras ellos sienten que cumplen un ‘sueño’ creen que están siendo muy útiles para la población: “Lo hacemos para ayudar en estos días a mantener a la población activa, de manera que esto favorezca a su salud”. No descartan, sin embargo, que este momento tan complicado sirva de trampolín para dedicarse a ello a modo profesional.

De la misma forma, durante esta etapa, especialistas de la danza o el yoga han querido aportar su granito de arena y otorgar un rato de evasión a sus seguidores con su práctica. Este es el caso de Nieves Menchero, una abogada que quiso poner en marcha hace casi cinco años en Ciudad Real un centro de Yoga y que ahora, ha decidido impartir clases de yoga en directo para sus seguidores. Según afirma la profesora, el miércoles pasado, antes de que se decretase el estado de alarma decidió cerrar por miedo a lo que podría venir.

«El yoga te mantiene atento al presente y silencia los ruidos del pensamiento sobre el futuro, la incertidumbre y los miedos, algo muy necesario en este periodo de cuarentena»

Tal y como explica ella, el mes de marzo es uno de los que más afluencia tiene su centro porque la gente se anima a practicar este tipo de actividades con la llegada de la primavera. Es por eso que sintió que estaba perjudicando a sus alumnos en el desarrollo de esta práctica, que requiere tanta constancia, y pensó que la solución podría estar en dar sus clases a través de directos de Instagram.

Sin embargo, según afirma: “Me di cuenta de por qué no hacerlo en público. He pensado en toda esa gente que tiene ganas de empezar en el yoga pero nunca encuentra el momento. Además creo que sin darse cuenta estaría ayudando a toda esa gente para que además de tener una buena higiene física con su práctica adquiriesen una buena y tan necesaria higiene mental”.

«El yoga te mantiene atento al presente y silencia los ruidos del pensamiento sobre el futuro, la incertidumbre y los miedos, algo muy necesario en este periodo de cuarentena», explica Nieves Mechero, que añade