Vida Sana

Los geriatras de las residencias se defienden: "El único culpable es el coronavirus"

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) asegura que cuando a un anciano se le ha tratado en su residencia ha sido porque la derivación al hospital "no le iba a proporcionar un beneficio en su pronóstico vital"

EFE

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha asegurado que «el único culpable» de lo ocurrido en las residencias es el coronavirus, una enfermedad ha afectado sobre todo a los ancianos «más vulnerables».

En un comunicado, el presidente de la sociedad, José Augusto García, apunta al primer fallecido por coronavirus que se registró en la Comunidad de Madrid, el pasado 3 de marzo. Se trató de una mujer de 99 años, ingresada en el Servicio de Geriatría del Hospital Gregorio Marañón. La anciana vivía en una residencia de mayores. A juicio de la SEGG, este primer deceso «reúne de forma gráfica tres detalles que no hay que olvidar»: el culpable de las muertes es el coronavirus, que afecta a los más mayores («especialmente a las ingresadas en residencias») y que «no se ha negado la atención hospitalaria de alto nivel a ningún anciano vulnerable si se consideraba necesario».

Al tratarse de un virus para el que aun no existe vacuna, los sanitarios no disponen de ningún tratamiento curativo para la enfermedad. Los métodos para atender a los infectados han consistido en darles soporte y esperar a que venciera la Covid-19, o bien un tratamiento paliativo a los que estaban en la fase final de su vida.

Según señala la SEGG en base a los datos recogidos por el ‘International Long term Care Policy Network’, el porcentaje de muertos por coronavirus en residencias de ancianos sobre el total de fallecidos es muy alto en todo el mundo: 82% en Canadá, 51 % en Francia, 58% en Noruega, 49% en Suecia, 40% en Estado Unidos o 30% —sólo confirmados por PCR— en España. A ello se suman las cifras de la OMS, que estima que la mitad de las muertes por Covid-19 en Europa se han producido en ancianos ingresados en residencias.

¿Por qué el virus ha sido tan letal entre los ancianos de las residencias? Una de las explicaciones, según García, es porque en estos centros viven «muchas personas muy mayores, con patologías previas, que además están en estrecho contacto entre ellos y con los trabajadores del centro». Además, achaca las muertes en el entorno sanitario a la falta de equipos de protección, de test de diagnóstico y a que en muchas ocasiones es difícil suplir a las bajas de personal sanitario.

«Hay un sólo culpable»

En otra parte del comunicado, el presidente de la SEGG rechaza las críticas vertidas contra los geriatras, que no están respaldadas por «datos ni comparativas internacionales». Esta actitud «beligerante» hacia el colectivo que representa se debe a que «todos intentan buscar un culpable». A su juicio, solo hay un culpable de la crisis sanitaria: el coronavirus.

Además, García desliza que la gran mayoría de residencias posiblemente no ha reforzado sus equipos médicos y de enfermería desde hace años porque «no les obligaba la normativa». También considera que se ha «malinterpretado el sentido de los protocolos y circuitos puestos en marcha» y tergiversado por parte de grupos de interés «variopintos».

«Cuando a un residente se le ha intentado manejar en su residencia ha sido porque la derivación al hospital no le iba a proporcionar un beneficio en su pronóstico vital. Hay que recordar que en el periodo más virulento de la pandemia la situación de los hospitales era de guerra», agrega. Un entorno, según su criterio, «no adecuado» para personas «tan frágiles y dependientes» como los ancianos.

«Cuando a una persona con necesidades de cuidados paliativos se le ha tratado en una residencia es porque se entiende que su entorno habitual y sus cuidadores conocidos son los que les dispensarían la mejor atención, en un momento donde no podía acompañarles ni su familia», reitera el presidente de la SEGG.

Comentar ()