Vida Sana

Envasar la vacuna, el otro obstáculo para la distribución de la cura contra la COVID-19

La industria espera una demanda de mil millones de unidades según el fabricante Schott para una primera oleada de vacunaciones.

Viales con vacunas. PIXABAY

Con el foco puesto en la ciencia vemos cómo la carrera por conseguir la vacuna contra el COVID-19 se juega en el terreno de los laboratorios públicos y privados. En estos momentos hay una decena de proyectos que destacan sobre los demás. Algunos de los promotores de estas vacunas aseguran que para finales de año podrían tenerla disponible.  Pero lo  cierto es que dar con la cura es solo una de las partes del camino que la vacuna recorrerá hasta que se nos la podamos poner. 

En ese camino hay un hito importante, envasar la vacuna en un vial farmacéutico clásico, el pequeño frasco del que se extrae para inyectarla. Igual que queremos tener vacunas para todos, tendremos que tener viales para todas esas vacunas, además de jeringuillas. La industria espera una demanda de mil millones de unidades según el fabricante Schott para una primera oleada de vacunaciones.

“El mercado farmacéutico, sin contar la COVID-19 es un mercado que crece anualmente entre el 3% o el 4%. Las empresas están preparadas para sustentar este crecimiento, pero el COVID-19 es un impacto. ¿Estaremos capacitados en el sector a soportar la demanda? Hay muchas incógnitas”, se pregunta Joan Castells responsable de envase farmacéutico de Schott para España y Portugal. Su empresa multinacional es de las mayores productoras de vidrio para viales y además de producir para productos propios, elabora para otras empresas. 

Según Castells hay mucho nerviosismo en el mercado, principalmente por la incertidumbre.  “La primera incógnita es cuál será la demanda y cuándo llegará. Hay quien dice que estará en unos meses y quien dice que estará en un año o dos. Realmente una vacuna suele tardar mucho, todo el mundo coincide que se van a acortar estos periodos, pero ¿cuánto?. Y una vez que se tenga la vacuna, ¿Habrá capacidad para fabricarla? ¿Qué cantidad se necesitará?”, se pregunta Castells.

Ante la posibilidad de que se produzca un colapso del mercado como el vivido por el mercado de mascarillas y material de protección los fabricantes de viales farmacéuticos han hecho un llamamiento de tranquilidad asegurando que darán prioridad a los encargos destinados para las vacunas de la COVID-19. “Hay un compromiso de los fabricantes del para atender la necesidad del COVID como prioridad. Si una empresa fabrica productos viales para cosmética, para veterinaria pues entonces se establecerán prioridades. Si hay una demanda por la vacuna de la COVID-19 habrá mercados que se vean afectados como el cosmético o el dietético”, explica Castells.

Cómo será la vacuna y quién la envasará 

“No se sabe quién la va a sacar, ni se sabe cómo va a ir dosificada en qué tipo de envase va a ir. Seguramente será vial, pero también puede ser jeringa precargada, aunque es es muy caro. Si va en vial no está claro tampoco qué volumen pero por las consultas que tenemos de los fabricantes y lo que vemos se está redirigiendo a que se utilice un vial un poco grande porque de esta manera puede ser multidosis, por lo que se necesiten menos viales para satisfacer la demanda que va a haber”, detalla el representante Shott. 

“Ya hemos recibido consultas de empresas que nos dicen vamos a fabricar esta vacuna y la vamos a querer en este tipo de vial. Muchos que están desarrollando vacunas ya están reservando capacidad. Ya nos han dicho para el año que viene voy a necesitar X millones. De momento ya nos han hecho pedidos para hacer ensayos clínicos”, explica Castells. 

Si la pandemia está controlada se podrá ir fabricando con más tranquilidad

A ellos les han contactado las empresas que hacen el llenado del vial, porque en el proceso de sacar una vacuna al mercado intervienen varios actores. Uno, el laboratorio o institución que crea la vacuna, otro la empresa que la haga a gran escala y luego el que tenga que envasarla. A esa empresa es donde los fabricantes de viales hacen llegar su producto.

El estrés que se ejerza sobre la capacidad de fabricación dependerá de la evolución de la pandemia. “Si la pandemia está controlada se podrá ir fabricando con más tranquilidad, pero si hay rebrotes importantes habrá más presión por obtener la vacuna, too depende de cómo evolucione la pandemia”, concluye. 

Comentar ()