Remdesivir, el primer antiviral que ha demostrado una mejoría del paciente en ensayos clínicos para Covid-19, ya tiene precio. El presidente y consejero delegado de Gilead, Daniel O’Day, ha anunciado este lunes a través de un comunicado que la empresa estadounidense ha decidido fijar el precio del medicamento, y será vendido a los gobiernos de países desarrollados a 390 dólares por dosis ( 345,75 euros). De la misma forma, un tratamiento de cinco días y seis dosis supondrá 2.340 dólares (2074,53) por paciente.

En el texto, la compañía biotecnológica pretende justificar su decisión y explica lo costoso que ha sido para ellos encontrar una respuesta: «No hay un libro de jugadas sobre cómo ponerle precio a un nuevo medicamento en una pandemia. Somos conscientes de la gran responsabilidad que conlleva esta decisión y la necesidad de ser transparentes con ella».

«En circunstancias normales, valoraríamos un medicamento de acuerdo con el valor que proporciona. En este caso, los primeros resultados del estudio NIAID en pacientes hospitalizados con COVID-19 mostraron que remdesivir acortó el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días», dice O’Day. El presidente de Gilead ha querido especificar que «el precio del fármaco está fijado por debajo del valor que aporta a los sistemas sanitarios, tanto en planes privados como en los públicos».

Asimismo, la entidad precisa que en Estados Unidos habrá dos precios diferentes, el del gobierno de 390 dólares por dosis y otro para las empresas de sanidad privadas, que pagarán 520 dólares por dosis, lo que equivale a 3.120 dólares por tratamiento. «Para garantizar un acceso amplio y equitativo en un momento de necesidad mundial urgente, hemos establecido un precio muy por debajo de su valor ‘real'».