La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha notificado que en la ciudad se han detectado 24 brotes de coronavirus, y ha triplicado los positivos en una semana: entre el 29 de junio y el 5 de julio se detectaron 164, y del 6 de junio al 12 de julio, 458 casos nuevos.

Lo ha explicado este lunes en una rueda de prensa junto a la concejal de Salud, Gemma Tarafa, y la gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), Carme Borrell, en la que Colau ha dicho que se trata de casos que «están controlados»

Ha pedido a la Generalitat recuperar la comisión mixta de seguimiento del coronavirus y que este martes se produzca un encuentro junto al Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) para coordinar las medidas.

En relación al número de rastreadores –la Generalitat dispone de 120 en turnos de 40 para toda Catalunya–, Colau los ha considerado «claramente insuficientes», y ha pedido que se amplíen para poder realizar un control de los casos.

«Hemos calculado que necesitamos 100 rastreadores por cada 300 casos», ha explicado Borrell, y ha dicho que, si los contagios van a más, se necesitará a más personas para realizar este control y seguimiento de los positivos.