El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparecido este lunes para anunciar la reinstauración de la prohibición de realizar reuniones sociales de más de 10 personas en toda Cataluña. El dirigente autonómico ha asegurado que más del 70% de los contagios se producen actualmente en ese ámbito.

Además, Torra ha pedido que «el Estado haga de Estado» y ha anunciado su propio plan para la vuelta al colegio. El presidente de la Generalitat ha insistido en que las escuelas tienen que abrir «sí o sí» y ha prometido una limitación de 20 alumnos por clase y la realización de medio millón de pruebas de detección del virus entre el 15 de septiembre y el 15 de noviembre.

Sobre los menores, precisamente, Torra ha detallado que actualmente hay ocho ingresados por coronavirus en Cataluña, como consecuencia del incremento de casos de las últimas semanas. «No nos podemos permitir este crecimiento», ha dicho Torra, que ha analizado que «en las próximas tres semanas nos jugamos lo que pasará en otoño».

«Hemos de bajar la actividad y reducir la interacción social, pido que no haya ninguna distracción y máxima concentración», ha continuado Torra.

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergès, ha anunciado además medidas extraordinarias en Canovelles, Terrassa, Granollers y Les Franqueses. El aforo de establecimientos y espacios cerrados, entre ellos los religiosos, quedan reducidos al 33% en estas localidades.

Noticia en ampliación