Vida Sana

Científicos contra la OMS: la evidencia del contagio aéreo del coronavirus es "abrumadora"

Una farmacéutica iraní vende medicamentos tras una lámina de plástico para protegerse del contagio, en Teherán. EFE

La polémica está sobre el tejado de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Allí la han trasladado un grupo de científicos con su carta publicada en Science en la que recogen su preocupación sobre la transmisión aérea del coronavirus que consideran más que demostrada por la ciencia.

No es la primera vez que los científicos se dirigen a la OMS con este asunto y, a la luz de la resistencia de la agencia internacional, no será la última. La OMS no considera que existan evidencias suficientes de que la Covid se trasmita por esta vía. Sólo asumió, el pasado mes de julio, en un documento técnico que la transmisión del coronavirus era posible a través de partículas infecciosas por el aire, sólo en determinados entornos médicos y en algunos lugares cerrados en los que «el hacinamiento hace pensar en la posibilidad de que se haya producido transmisión mediante aerosoles», recogía el documento acotando mucho esa vía aérea de transmisión.

Pero no es lo que defiende José Luis Jiménez, profesor de Química de la Universidad de Colorado Boulder que ha trabajado con los expertos que firman la carta de Science en distintos proyectos para poder demostrar la teoría de la transmisión del coronavirus por el aire.

El profesor, en un encuentro digital con medios ha destacado los puntos que aborda la carta y que resume en:

1.- La evidencia sobre la transmisión por aerosoles (i.e. inhalación) de SARS-CoV-2 es abrumadora.

2.- La separación entre gotas y aerosoles son 100 micras, y no 5 micras como lleva repitiendo erróneamente la OMS y otras organizaciones. (Esto lo añado yo: quien les diga 5 micras no tiene ni idea de como funciona esto de los aerosoles y las gotas, no les escuchen sobre lo que digan al respecto. Pronto publicaremos la causa del error de las 5 micras).

3.- Los aerosoles infectan muy fácilmente en proximidad cercana, porque están mucho más concentrados allí. Pero se pueden acumular en espacios interiores mal ventilados, causando eventos de superpropagación como el del coro que hemos publicado, donde una persona infectó a 52, y no hay otra explicación posible que los aerosoles.

4.- La infección en proximidad cercana está dominada por los aerosoles, y no por las gotas.

5.- Hay que enfocar las medidas a reducir la transmisión por aerosoles: además de mascarillas, distancia social, e higiene de manos, hay que mover las actividades afuera, ventilar y filtrar en interiores, y proteger a los trabajadores de alto riesgo.

Comentar ()