Salud | Vida Sana

Reino Unido aprueba el uso de la vacuna de Pfizer y BioNTech y podrá empezar a administrarla en los próximos días

Se trata del primer país del mundo en dar luz verde a la vacuna contra el coronavirus

Una persona se vacuna en esta campaña de la gripe, adelantada a principios de octubre por la pandemia. EFE/CATI CLADERA

Las autoridades sanitarias del Reino Unido han autorizado el uso de la vacuna desarrollada por las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, que «estará disponible a partir de la próxima semana», según ha anunciado este miércoles ministro de Sanidad británico, Matt Hancock. Se trata del primer país del mundo en aprobar la vacuna contra el coronavirus para su uso generalizado.

Hancock ha explicado que ya hay 50 hospitales preparados para llevar a cabo la vacunación y se están preparando otros centros sanitarios para este fin, según informa Reuters. Los 10 primeros millones de dosis podrían comenzar a administrarse en unos días para las personas en grupos de alta prioridad.

La MHRA (la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios británica) ha señalado que la vacuna, que ofrece una protección de hasta el 95 por ciento contra la Covid-19, es segura para su aplicación a la población británica.

Reino Unido ya pidió 40 millones de dosis, las suficientes para vacunar a 20 millones de personas con dos inyecciones a cada una. Es la vacuna más rápida de la historia en pasar del concepto a la realidad, ya que sólo ha tardado 10 meses en seguir los mismos pasos de desarrollo que normalmente abarcan una década.

Matt Hancock ha descartado además que se vaya a poner en marcha un pasaporte inmunitario y serán los expertos sanitarios del Reino Unido quienes tendrán ahora que decidir cuáles son los grupos prioritarios que recibirán las primeras dosis.

La compañía Pfizer ha asegurado, por su parte, que la autorización recibida en Reino Unido marca un hito histórico en la lucha contra el coronavirus. «Aplaudimos a la MHRA por su capacidad para realizar una evaluación cuidadosa y tomar medidas oportunas para ayudar a proteger a la población del Reino Unido», ha expresado el director ejecutivo Albert Bourla.

Comentar ()