El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado este sábado un nuevo confinamiento en Inglaterra desde el próximo jueves y que se extenderá hasta el 2 de diciembre para intentar frenar la segunda ola de contagios. La población solo podrá salir de casa por razones justificadas: educativas, sanitarias, laborales o para abastecerse.

Después de varias horas de retraso, Johnson ha comparecido en Downing Street sobre las 19:50 horas horas junto a su estratega sanitario, el doctor Chris Whitty, quien ha asegurado que si no se toman más medidas el pico de hospitalizados y muertes superará a los niveles de la primera ola.

Johnson ha subrayado que «no hay alternativa» a este segundo confinamiento para atajar los contagios de coronavirus. «Ningún primer ministro responsable» podría ignorar el incremento de contagios en Inglaterra, ha destacado.

Así, desde el 5 de noviembre cerrarán de forma obligatoria todos los comercios y negocios no esenciales, así como toda la hostelería, y los ingleses no podrán salir de sus domicilios salvo para cuestiones esenciales, como ir a hacer la compra o citas médicas. Aunque los colegios y las universidades sí que continuarán abiertos en estas semanas.

Superadas las restricciones de circulación y los toques de queda, algunos países en Europa, como Francia, están aplicando confinamientos domiciliarios, aunque con fórmulas más leves que las registradas en marzo y abril. Este sábado, el canciller austriaco, Sebastian Kurz, también ha anunciado el cierre de actividades durante cuatro semanas.

Un millar de ingresos al día

Reino Unido ha registrado en las últimas horas un total de 21.915 nuevos casos de coronavirus —que elevan el total de afectados por encima del millón— y otras 326 víctimas mortales, según el balance oficial dado a conocer este sábado.

El balance del Ministerio de Sanidad eleva el total de casos en Reino Unido a 1.011.660 afectados y los fallecidos a 46.555. Un total de 10.918 personas están hospitalizadas, de las cuales 978 necesitan de un respirador.

Los casos de covid-19 siguen aumentando de manera exponencial en el Reino Unido, donde se registran más de 1.000 hospitalizaciones diarias por coronavirus, diez veces más que el ritmo visto a final del verano, según los últimos datos.

El Reino Unido comunicó el martes 367 nuevas muertes por covid-19, la mayor cifra diaria registrada desde finales de mayo, mientras que se detectaron 22.885 nuevos contagios y 1.152 ingresos hospitalarios en una sola jornada.

Los muertos en Italia, a niveles de mayo

Este mismo sábado, Italia ha vuelto a niveles de mayo en número de muertos por coronavirus. Según los datos conocidos este sábado, se han registrado 297 fallecidos en las últimas 24 horas, una cifra que no se alcanzaba desde la primera ola.

Los contagios en Italia han ascendido a 31.758,con un índice de positivos del 24%. Los hospitalizados alcanzaron los 17.966 y, en las UCI, 1.843.

Austria, un mes de cierre a lo no esencial

Austria comenzará el martes a las 00.00 horas su segundo cierre del país. En esta ocasión, afectará a las actividades no esenciales y se alargará durante todo el mes de noviembre para rebajar los contagios del coronavirus.

Las medidas contemplan restricciones de movimiento y a los contactos privados, el cierre de la hostelería, de los hoteles, del ocio o de las actividades culturales.