Nuevo coronavirus SARS-CoV-2

Vida Sana

Seis preguntas clave sobre la nueva cepa de coronavirus descubierta en el Reino Unido

Una variante del coronavirus, detectada en Inglaterra, más contagiosa y «fuera de control». Estas son los cuatro datos principales para seguirle la pista al descubrimiento de la nueva cepa del SARS-CoV-2 que ha puesto en jaque a Europa y en mayor medida a Reino Unido. La variación VUI-202012/01.

Era el pasado lunes, 14 de diciembre, cuando el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, anunciaba este inquietante ‘descubrimiento’ ante el Parlamento de la nación y afirmaba que este era el principal motivo por el que la enfermedad se había estado propagando en los últimos días con mayor rapidez por el Reino Unido, con mayor incidencia en el sureste, en el este y en el área metropolitana de Londres, donde esta nueva variación del virus ya supone más del 62% de todos los casos detectados, lo que da buena muestra de su velocidad de propagación y de su capacidad para imponerse sobre otras cepas.

Asimismo, el catedrático de fármaco-epidemiología de la Universidad de Oxford, Daniel Prieto Alhambra, recordaba este domingo en una entrevista para RAC1 que «hace un mes» ya se hablaba en el ámbito científico de una posible mutación del virus que lo convertiría ahora en más contagioso, y apuntaba que dicha cepa podría estar infectando desde hace varias semanas a ciudadanos de distintos países europeos.

Una vez comunicado este nuevo capítulo de la pandemia del Covid se han vuelto a activar todas las alarmas sociales y sanitarias y de nuevo, en un contexto rodeado de incógnitas.

¿Es más contagiosa?

Por el momento los expertos afirman que sí, es más contagiosa. El Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunciaba este sábado durante una rueda de prensa que la nueva variante puede ser «hasta un 70 por ciento más transmisible» que la cepa original de la enfermedad. Según Pérez Alhambra, miembro también del consejo de expertos que aconseja a la Agencia Europea del Medicamento sobre las nuevas vacunas contra el virus, la causa de que esto sea así es que la principal variación se ha producido en la proteína S del virus, lo que le permite engancharse mejor a los receptores y ser más efectiva en el contagio.

¿Es más letal?

La letalidad de esta nueva variante es ahora el principal objeto de estudio de los científicos. Sin embargo, según los análisis que llegan de Reino Unido, a pesar de la alta transmisibilidad que se ha detectado en dicha mutación, no parece que cause mayores complicaciones. La responsable técnica de la gestión de la pandemia de Covid de la OMS, Maria Van Kerkhove, aclaró esta semana pasada en una conferencia pública que «hasta ahora no hay pruebas» de que la nueva cepa «se comporte de manera diferente».

El grupo de expertos que gestiona la pandemia en el Reino Unido, reunido el pasado viernes, no dio respuesta a si la nueva cepa presenta variaciones en la enfermedad que sufren los pacientes contagiados. Tampoco es la única cepa mutada que actualmente preocupa en el mundo, y muchas miradas están puestas también en la 501.V2 que ha empezado a detectarse en Sudáfrica. El doctor Salim Abdool Karim, al cargo de la lucha contra la epidemia en el país africano, asegura que esta variante está aumentando la «carga viral» en los pacientes, lo que ayuda a una transmisibilidad más alta. Los estudios sobre esta cuestión en la cepa británica aún son preliminares.

¿Seguirá funcionando la vacuna?

Según publicaba el epidemiólogo de Harvard Eric Feigl-Ding en su cuenta de Twitter el pasado sábado, «no hay evidencia en este momento que sugiera que la nueva cepa sea más mortal o capaz de eludir las vacunas diseñadas para vencerla». Además, los expertos que gestionan la estrategia del Gobierno británico contra la pandemia afirmaron la semana pasada que era «muy improbable» que las vacunas que se están desarrollando, así como las que ya se están administrando, pierdan parte de la efectividad que han demostrado tras la aparición de la nueva cepa.

Sharon Peacock, directora de COG-UK aclaró que «si hay un caso de fracaso de la vacuna o una reinfección, ese caso debe tratarse como una prioridad para la secuenciación genética». Según han detallado diferentes expertos en la materia, con el tiempo, a medida que se producen más mutaciones, es posible que sea necesario modificar la vacuna. Es algo que ya sucede con la gripe estacional, que muta cada año, y la vacuna se ajusta en consecuencia.

Según la agencia de noticias sobre salud, BMJ, el virus SARS-CoV-2 «no muta tan rápido como el virus de la gripe, y las vacunas que hasta ahora han demostrado ser eficaces en los ensayos son tipos que se pueden ajustar fácilmente si es necesario». Aún así, los ministros de Salud de Italia y de Alemania aseguraron el domingo que, según sus primeros análisis, las vacunas siguen siendo efectivas contra esta mutación. Algunos expertos resumen que el diseño de las vacunas contra el coronavirus está pensado para reconocer al virus completo, aunque cambie alguna de sus partes, igual que un hijo reconocería a su madre aunque ésta apareciese un día con una cicatriz en el rostro.

¿Cuál es su origen?

Esta cepa se detectó por primera vez en el sureste de Inglaterra en septiembre y ahora es cuando se ha vuelto más frecuente en los casos nuevos. Según los expertos británicos, hasta el 13 de diciembre tan solo se habían identificado en el Reino Unido 13 casos con esta variante en casi 60 localidades diferentes. Y, aunque los contagios fueron predominantes en el sureste de Inglaterra, ha habido informes recientes de Gales y Escocia.

Nick Loman, profesor de genómica microbiana y bioinformación en la Universidad de Birmingham, comunicó a través de un informe del Science Media Centre el 15 de diciembre que la variante fue detectada por primera vez a finales de septiembre y ahora representa el 20% de los virus secuenciados en Norfolk, el 10% en Essex y el 3% en Suffolk: «No hay datos que sugieran que se había importado del extranjero, por lo que es probable que haya evolucionado en el Reino Unido», expone BMJ.

Su prevalencia ya es de más del 60% en Londres. Además, esta cepa tiene una ventaja sobre otras: ha ganado poder dentro de los contagios en un período de muy alta transmisión, por lo que su desarrollo encuentra un camino mucho más cómodo.

¿Hay más mutaciones de Covid?

Sí. Miles. Además, los científicos y sanitarios confirman que las mutaciones son bastante comunes. Por el momento ni siquiera se conocen con exactitud todas las variantes que existen de este virus. Sólo en España se descubrieron al menos 62 variantes del virus únicamente en los tres primeros meses de la pandemia, según un estudio del Instituto de Salud Carlos III. El epidemiólogo Feigl-Ding, mencionado con anterioridad, compartía en redes sociales que «la nueva variante ha mostrado ya 17 mutaciones».

«Las mutaciones ocurren todo el tiempo, la mayoría inertes. Pero cuanto más tiempo dejemos que la pandemia permanezca en la naturaleza, mayor será la posibilidad de mutaciones «desafortunadas», apuntaba en Twitter. Además, cabe destacar que este experto menciona la cepa descubierta en Sudáfrica, a la que no parece que se le esté prestando tanta atención, y se refiere a ella como una variante muy parecida pero «posiblemente más grave».

¿Por qué aparecen las mutaciones?

La naturaleza es sabia y reacciona. El sistema inmunitario en este caso desarrolla anticuerpos contra los virus para intentar que cada vez sea más complicado que causen una enfermedad. Los virus, a su vez, van modificando las proteínas que se encuentran en la parte más externa de sus células para ‘despistar’ a los anticuerpos y conseguir su objetivo, infectar al organismo.

Comentar ()