MSD ha anunciado este lunes que dejará de desarrollar las dos vacunas Covid-19 en las que estaba trabajando la compañía, ya que han encontrado respuestas inmunes inferiores a las observadas en personas que se habían recuperado de la enfermedad y a los porcentajes de los que informaron otras farmacéuticas.

Se trata de la vacuna candidata V591, que adquirió con la compra del fabricante austriaco de vacunas Themis Bioscience, y de la V590, desarrollada con la organización de investigación sin ánimo de lucro IAVI.

«Estamos agradecidos con nuestros colaboradores que trabajaron con nosotros en estas vacunas candidatas y con los voluntarios en los ensayos», ha expresado el doctor Dean Y. Li, presidente de Merck Research Laboratories, en un comunicado emitido por la compañía.

MSD ha hecho saber que, debido a la interrupción, «la compañía registrará un cargo en el cuarto trimestre de 2020. El cargo se incluirá en los resultados de los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP) de MSD, pero no afectará los resultados que no son GAAP».

A partir de ahora, la compañía centrará la investigación sobre la pandemia en los tratamientos contra el coronavirus, según han expresado en un comunicado. La farmacéutica espera datos iniciales sobre la eficacia de un antiviral oral experimental para fines de marzo.

«Mantenemos nuestro compromiso de contribuir al esfuerzo global para aliviar la carga de esta pandemia en pacientes, sistemas de atención médica y comunidades», ha indicado Dean Y. Li.