Investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev (Israel) han descubierto por primera vez que la toxicidad del humo del cigarrillo afecta a la biopelícula protectora en los pulmones, lo que puede provocar graves problemas respiratorios cuando se combina con el Covid-19.

Aunque se conocen muchos factores de salud sobre el tabaquismo, se sabe poco sobre el potencial de toxicidad de sus ingredientes. En este sentido, los investigadores desarrollaron un nuevo sistema de prueba de humo, llamado panel bacteriano, con bacterias bioluminiscentes genéticamente modificadas para medir la compleja mezcla molecular del humo del cigarrillo filtrado y sin filtrar.

Según el nuevo estudio, publicado en la revista Talanta, el humo del cigarrillo afecta a la comunicación entre las bacterias, que pueden afectar a los microorganismos del cuerpo y causar un efecto negativo en la formación de biopelículas, las cuales protegen las colonias de bacterias pulmonares. El estudio examinó 12 tipos distintos de cigarrillos comerciales de diferentes precios comprados en tiendas israelíes locales, revelando que los filtros ayudaron de alguna manera a reducir la toxicidad.

«El experimento demostró que el filtro es un elemento crucial para reducir el daño del tabaquismo, por lo que es necesario desarrollar nuevos filtros para reducir la toxicidad. El sistema de prueba de humo desarrollado recientemente, basado en nuestro panel bacteriano, es un nuevo sistema para investigadores que necesitan analizar la toxicidad del humo a un costo razonable», han señalado los expertos.