Vida Sana

¿Puedo beber alcohol después de la vacuna del Covid?

Vacunas contra el coronavirus preparadas para ser administradas.

Vacunas contra el coronavirus preparadas para ser administradas. EFE

La combinación de jóvenes, vacunas y verano suscita algunas dudas lógicas. La primera es cómo cuadrar las agendas para que las dosis no interfieran con las vacaciones, pero hay otras. Por ejemplo: ¿se puede beber alcohol antes o después de haber recibido una vacuna contra el coronavirus? La evidencia científica en este caso concreto es escasa y las respuestas parten más del sentido común.

El alcohol tiene un conocido efecto inmunosupresor. Es decir, debilita las funciones de defensa del cuerpo si se consume en exceso. Afecta especialmente al número de linfocitos T y B periféricos, ambos decisivos para el reconocimiento y combate de infecciones bacterianas o víricas.

Esto es así en términos generales, ¿pero qué pasa con el alcohol y la vacuna contra el covid? Las preocupaciones surgieron después de que Rusia, al inicio de su campaña de vacunación, recomendara no consumir alcohol durante varias semanas tras haber recibido la vacuna Sputnik contra el coronavirus.

Sin embargo, el asunto del alcohol y la vacuna contra el Covid no fue tenido en cuenta en los ensayos clínicos de las vacunas que se usan en España: Pfizer, Moderna, Janssen y AstraZeneca. En un artículo en The New York Times, la directora del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de California señalaba que «si realmente eres un bebedor moderado, no hay riesgo de tomar una copa en el momento de la vacuna».

Ahora bien, el consumo moderado de alcohol está definido y la OMS lo considera peligroso a partir de los 20 gramos diarios, por lo que su consumo siempre, y muy especialmente en caso de interactuar con medicamentos o vacunas, debe estar completamente controlado.

La Sociedad Española de Inmunología recordó recientemente en un documento elaborado por los doctores Corell y González que el consumo de «alcoholes destilados y drogas» tiene sobre el organismo un «efecto inmunosupresor», con unos mecanismos «muy parecidos a los que se producen en situación de depresión o estrés».

Te puede interesar

Comentar ()