Vida Sana

Una empresa del grupo de las Mascarillas Béjar, declarada insolvente: debe 35 veces más de lo que tiene

Manufacturing Textiles de Béjar SL, con un pasivo de 536.683 euros, entra en concurso voluntario de acreedores 11 meses después de que Sanidad le pidiera que retirara del mercado material que comercializaba por "deficiencias en la fabricación"

Imagen de la fábrica de las Mascarillas Béjar en Béjar (Salamanca).

Imagen de la fábrica de las Mascarillas Béjar en Béjar (Salamanca).

Un juzgado de lo Mercantil de Madrid ha declarado en concurso voluntario de acreedores a una empresa del grupo de las Mascarillas Béjar -constituida en la pandemia para fabricar y comercializar material de protección frente al coronavirus desde las instalaciones que tiene en la localidad salmantina homónima- por la imposibilidad de hacer frente a las deudas acumuladas: su pasivo asciende a 536.683,53 euros, 35 veces más que su patrimonio (15.196,37 euros).

En un auto fechado el pasado 16 de junio, al que ha tenido acceso este diario, el Juzgado de lo Mercantil 4 de Madrid accede a la pretensión de Manufacturing Textiles de Béjar SL y declara su insolvencia. La magistrada Olga Ahedo ha ordenado la apertura de la fase de liquidación y ha designado a un administrador, que debe comunicar ahora con todos los acreedores para que declaren las cantidades que les adeuda la empresa. También ha puesto su resolución en conocimiento del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), la Tesorería General de la Seguridad Social y la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

La entrada en concurso de acreedores y la liquidación del patrimonio de Manufacturing Textiles de Béjar se produce casi un año después de que El Independiente desvelara el fraude que estaba cometiendo el grupo empresarial de las Mascarillas Béjar. El 20 de julio, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) le solicitó el cese voluntario y la retirada del mercado del material que comercializaba debido a  «deficiencias en la fabricación y trazabilidad de los productos«.

Las razones por las que Sanidad prohibió la producción de mascarillas quirúrgicas a esta empresa fue la detección de defectos en la fabricación y el almacenaje así como problemas para identificar la trazabilidad de los materiales. Todo ello cuando la compañía realizaba grandes campañas publicitarias en las que presumía de tener la totalidad de su producción en la localidad salmantina de Béjar. Tres meses más tarde, la AEMPS le denegó la renovación de la licencia por las deficiencias observadas durante una visita a sus instalaciones, como informó este periódico.

En su web, Mascarillas Béjar asegura que han confiado en sus productos tanto instituciones públicas -como el entonces Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Junta de Castilla y León, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de León y el consorcio Institución Ferial de Madrid (Ifema)- como decenas de empresas privadas, caso de las automovilísticas Mercedes Benz y Porsche y la constructora Ferrovial. Según explica en su página, nacieron por su «preocupación por el bienestar social» y para evitar que España «tenga que depender del extranjero para la provisión de material sanitario».

La entrada en concurso se produce a los 11 meses de que Sanidad le pidiera que retirara del mercado material que vendía por «deficiencias en la fabricación»

Mascarillas Béjar es una marca registrada por Textiles Sanitarios Iberia SL y está ligada a ICW Siglo XXI Holding Spain SL, de la que penden varias empresas relacionadas con las mascarillas como Manufacturing Textiles de Béjar SL o MSM Technology. Detrás de este grupo está Luis Sans Huecas -juzgado estos días en la Audiencia Nacional por el caso iDental, el mayor escándalo sanitario de unas clínicas dentales en España- y algunos de sus familiares.

Constituida en noviembre de 2020 como Purified Enrivornment SL, la empresa adquirió la denominación de Manufacturing Textiles de Béjar a principios de 2021, siendo nombrado administrador único de la sociedad ICW Siglo XXI Holding Spain SL. Ésta a su vez es administrada por Whittaker and Partners SL, quien semanas antes de la entrada en concurso de Manufacturing Textiles de Béjar se convirtió en su administrador.

Sucesión de administradores

De acuerdo con la información que obra en poder del Registro Mercantil, al frente de Mascarillas Béjar figuró un hermano de Luis Sans -concretamente Francisco Manuel Sans- hasta agosto de 2021, cuando cesó de sus cargos en favor de John William Sargent. A éste lo sustituyó en la administración Whittaker and Partners SL (representada por Juan Alfonso Fernández Pérez), al que el Juzgado de lo Mercantil 4 de Madrid ha suspendido ya las facultades de administración y disposición sobre todos los bienes y derechos del concursado tras declararla en concurso.

La juez considera que el estado de insolvencia invocado por Manufacturing Textiles de Béjar queda acreditado con la documentación que la empresa ha adjuntado a su solicitud: la memoria expresiva de la historia jurídica y económica, el inventario de bienes y derechos, y la relación nominal de acreedores. El concurso se tramitará por el procedimiento abreviado al no revestir complejidad, detalla la magistrada.

Te puede interesar

Comentar ()