Salud

Mascarillas Béjar vendía mascarillas chinas y lo justificaba “por el inmenso volumen de pedidos”

En algunos casos el pedido llegaba con una tarjeta en la que se ofrecía devolución o descuento para la siguiente compra.

Imagen de presna de una caja de mascarillas Béjar.

Caja de mascarillas Béjar. Mascarillas Béjar

Pese a anunciar en su web mascarillas fabricadas en Béjar (Salamanca), la compañía cuyas prácticas irregulares ha publicado El Independiente envió a clientes que hacían pedidos online mascarillas fabricadas en China, algo que además la propia empresa reconoció a través de Twitter al menos entre febrero y marzo de 2021.

En algunos de los casos, el pedido iba acompañado de una tarjeta en la que se justificaba el cambio y en la que se ofrecía al cliente la opción de devolver el pedido o un descuento para la siguiente compra: «Debido al inmenso volumen de pedidos recibidos y con el fin de satisfacer la demanda de mascarillas FFP2 a la mayor brevedad de tiempo posible, hemos contratado a un proveedor externo de forma provisional».

La tarjeta enviada por la compañía Mascarillas Béjar a clientes que habían pedido online sus mascarillas fabricadas en Béjar (Salamanca)

Ante las quejas de los clientes en redes sociales, la compañía reiteró en varias ocasiones que se había tratado de un «error», que eran «unas pocas» y que se había hecho «con la mejor voluntad».

En otros casos, ese tarjetón no llegaba y lo hacía simplemente una partida de mascarillas chinas en lugar de las que se habían adquirido, de supuesta fabricación española.

Conversación entre la marca y una clienta en marzo de 2021.

Precisamente el modelo de mascarilla al que hace referencia la última imagen es sobre el que la Comunidad de Madrid alertó y prohibió su comercialización «por documentación manipulada», como adelantó El Independiente. Como este periódico pudo saber también a través de la Dirección General de Consumo, el organismo notificado 0598 confirmó que Mascarillas Béjar «ha manipulado el certificado emitido por ellos para otra empresa». La compañía también falsificó, como confirmó otro organismo notificado, el certificado CE 0370 que figuraba en otras de sus mascarillas.

Conversación con cliente el 1 de marzo.
Conversación con cliente tras un pedido en el que le llegan mascarillas chinas en febrero de 2021.
Conversación con cliente a través de twitter el 9 de febrero.

La compañía lo justificó como un «error» y una «situación puntual» que no obstante se repitió, al menos, entre principios de febrero y finales de marzo de 2021.

En paralelo a los mensajes en que reconocía que las mascarillas estaban fabricadas fuera de España, Mascarillas Béjar aseguraba así mismo en Twitter a la actriz Beatriz Rico que las mascarillas no procedían del país asiático. «Y de China NO VIRNE nada!! SALVO LOS MATERIALES TBT Y POLOPROPILENOS» (sic).

También unos días antes, el 26 de febrero, afirmaba que «toda su producción» procedía de Béjar.

La compañía ha sido objeto además el pasado jueves de un requerimiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad para la retirada de la venta de sus mascarillas quirúrgicas por «deficiencias de fabricación y trazabilidad» como publicó El Independiente, que ha desvelado además que tras la compañía está Luis Sans, uno de los principales acusados de la trama iDental.

Te puede interesar

Comentar ()