En febrero no se celebra únicamente San Valentín. También se conmemora el Día Europeo de la Salud Sexual, un ámbito que afecta no solo a las relaciones íntimas, sino también al plano personal, social e incluso laboral. La empresa especializada en salud sexual masculina, Boston Medical Group, ayuda a saber qué hay de real en lo que se dice sobre el sexo.

Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud, la “salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social con relación a la sexualidad; no es la mera ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad”. La sexualidad no solo se reduce al comportamiento de la cama, es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Su desarrollo pleno depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas, como el placer, el amor, la intimidad o el deseo de contacto.

Mitos sobre el sexo

El mayor mito de la sexualidad masculina es que los hombres tienen más deseo sexual que las mujeres y que deben estar siempre listos y dispuestos al sexo. El Doctor José Benítez, Director Médico de Boston Medical Group, ha explicado a El Independiente que los hombres, como las mujeres, son independientes, «cada uno tiene diferentes problemas y situaciones que los afectan, y el deseo sexual se ve influido por el ritmo de vida que tenga cada uno, el estrés y los gustos». No se puede generalizar.

Por otra parte, el consumo excesivo de porno no ayuda en las relaciones sexuales, «ya que el hombre puede estar creando tendencias específicas que cuando se llevan a la vida real pueden no resultar satisfactorias». En el peor caso, puede no llegar a tener una erección suficiente para lograr la penetración, «ya que la excitación la logra con imágenes muy específicas», explica el Doctor.

El 52% de hombres mayores de 42 años padecen disfunción eréctil.

¿La disfunción eréctil aparece con la edad? La disfunción eréctil afecta a los hombres, las investigaciones indican que el 52% de hombres mayores de 42 años la padecen. Según datos de Boston Medical Group, «el número de pacientes jóvenes que han buscado ayuda para solucionar el problema ha aumentado en un 15%».

El último mito a desmentir es si el alcohol mejora el rendimiento en las relaciones sexuales, a lo que el doctor responde lo siguiente: «Un consumo moderado puede ayudar a desinhibirse a la hora de entablar una conversación, pero en cuanto se sobrepasan esos límites, la ingesta juega malas pasadas, ya que se disminuye la excitación y la respuesta sexual».

Realidades sobre el sexo

  • Empezar un tratamiento ayuda a mejorar la vida sexual: El tiempo es clave cuando hay un problema en la cama. «Los problemas de disfunción eréctil y eyaculación precoz, están acompañados de otras patologías mayores en las que se debe evaluar cuidadosamente el tipo de tratamiento a seguir». Cuanto antes se empiece una terapia, antes se recobrará la satisfacción sexual.
  • Detrás de una patología puede haber problemas mayores: Hay que vigilar los síntomas de la disfunción eréctil, ya que el hombre que la padezca está en mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o vasculares, y este primer indicio podría aparecer entre uno y cuatro años antes de sufrir una cardiopatía más grave.
  • Más calidad que cantidad: Los especialistas recomiendan concentrarse en la calidad más que en la cantidad de las relaciones sexuales. La frecuencia no es lo más importante, sino el grado de satisfacción.
  • El deporte favorece el rendimiento sexual: La actividad física es buena para el ser humano al afectar positivamente tanto al cuerpo como a las emociones, una combinación idónea para mantener relaciones íntimas. Su práctica hace que se generen más endorfinas y testosterona en el caso de los hombres, por lo que aumenta el apetito sexual.
  • No existen alimentos afrodisíacos. Sin embargo, «algunos productos incluyen sustancias que potencian las hormonas masculinas para las relaciones sexuales, como por ejemplo el cacao, la miel, la sandía o las ostras; pero sobre todo lo más importante es tener una alimentación balanceada y saludable», explica el Doctor.

¿Es el sexo tabú?

El sexo como tal no es un tema tabú, «el problema real es la mala información que se pueda encontrar en internet con recomendaciones equivocadas sobre cómo abordar la sexualidad». Si hay problemas sexuales, se recomienda consultar lugares especializados y de confianza, porque muchos blogs dan datos equivocados que generan conversaciones que crean temores y malos consejos como la automedicación, poniendo en riesgo la salud de las personas.

Pareja
El 14 de febrero es el Día Europeo de la Salud Sexual Pixabay

«Son muchos los hombres que visitan a diario las clínicas, y no solo les ayudamos a mejorar su vida sexual, estos tratamientos son integrales y cambian positivamente la calidad de vida personal, laboral y familiar del paciente», explica José Benítez.

Una recomendación adicional que da el Doctor es evitar las relaciones tóxicas. «El sexo debe ser consentido, placentero.» Debe ser libre de toda coacción y se debe mantener una buena educación sexual. «Los médicos podemos ayudar a mejorar tu salud sexual. El sexo debe ser libre, sano y seguro», sentencia José Benítez.