Las vacaciones escolares que se habían fijado en la ciudad de Valencia por las Fallas y en Castellón por las fiestas de La Magdalena, y que suponía en ambos casos que no habría clase la semana del 16 al 20 de marzo, se mantienen pese al aplazamiento de las fiestas y «mientras el Ministerio de Sanidad no indique lo contrario».

Así lo han señalado a EFE fuentes de la Conselleria de Educación, después de que anoche la Generalitat decidiera aplazar la celebración de las Fallas y de La Magdalena a causa de la epidemia del coronavirus.

En la ciudad de Valencia, el 16, 17 y 18 de marzo se habían declarado festivos locales, el 19 de marzo era fiesta autonómica y el 20 de marzo se había fijado también como no lectivo (a cambio de acabar un día más tarde el curso escolar en junio).

En la ciudad de Castellón, el 16 de marzo es festivo -lunes de Magdalena, después de la romería de Las Cañas- y el 17, 18 y 20 se habían declarado no lectivos, lo que sumado al 19 de marzo -festivo autonómico- supone también una semana entera sin clases.

Si no hay cambios en el calendario escolar, el alumnado valenciano y castellonense finalizará las clases este viernes, 13 de marzo, y no volverán hasta el lunes 23 de marzo, con lo que dispondrán de nueve días de vacaciones consecutivos.