Casi uno de cada tres muertos por coronavirus en España fallece en Madrid. La cifra, todavía muy alta, en realidad es un indicador de que esta comunidad podría haber pasado lo peor de la pandemia, porque hace tan solo un mes la proporción de muertes sobre el total del territorio nacional llegó a ser de 2 de cada tres.

La Comunidad de Madrid suma ya 38.723 afectados y 5.136 muertos desde que empezó la pandemia del coronavirus, lo que representa el 39% de los fallecidos totales. Si analizamos las cifras por días, Madrid ha sido sin duda el foco más afectado de España desde la llegada del coronavirus y sigue siendo, a día de hoy, la comunidad autónoma con mayor número de fallecidos, pero sus datos han descendido en mayor medida que los del total del país.

El pasado 18 de marzo, cuando en España la última cifra de muertos en 24 horas ascendía a 169, esta región acaparaba 108, lo que suponía un 64% del total de casos. Este es el porcentaje más alto alcanzado por Madrid respecto al total de fallecidos en el mismo periodo en toda España desde que se tienen datos, y durante la siguiente semana, del 19 al 27 de marzo, las cifras oscilaron entre el 55% y el 41%. No fue hasta el día 30 de ese mismo mes cuando el porcentaje bajó al 24%, el más bajo desde que comenzó la crisis aunque desde entonces se mantiene en torno al 30%, siendo la cifras más altas las del 1 y 4 de abril, con un 32% de los muertos del total.

Con estos datos parece que la comunidad de Madrid lleva varios días viendo la luz. Durante las últimas cuatro jornadas se ha ido reduciendo la tasa de contagios: si el pasado martes registraba un pico de un 14% de nuevos casos, los datos referentes a este domingo indican que se encuentra por debajo del 3%, donde se sitúa la media nacional.  Además, como publica hoy El Independiente, en los últimos siete días las Urgencias han pasado de contabilizar 1.955 pacientes a 390, lo que supone una bajada del 80%.

A nivel nacional

España acumula 135.032 positivos por coronavirus y 13.055 muertos. Son cifras muy altas y que asustan pero los últimos dos días nos aportan algo de esperanza, la curva parece bajar, aunque las últimas jornadas pueden estar condicionadas por un recuento a la baja que ya es habitual los fines de semana.

El Covid-19 comenzó a alertarnos el pasado 17 de marzo, cuando el número de fallecidos en tan solo un día llegó a los 107. Fue el primer día que sumamos más de cien muertos pero el día en la que las cifras fueron más bajas desde entonces. Al día siguiente, el 18 de marzo las bajas por este virus ascendieron en casi un 50%, alcanzado los 169 muertos y desde entonces, hasta hace dos días, no han hecho más que subir.

El 24 de marzo superamos los 700 muertos, el 27 los 800 y comenzamos el mes de abril con 950 fallecidos en tan sólo 24 horas. Una cifra que se acercaba al millar y que ha supuesto el pico más alto de toda la epidemia en España.

Aunque habíamos visto dos bajadas, el día 25 de marzo que pasamos de 747 a 646 fallecidos; y el 29, con un descenso de 20 muertos; desde aquel 1 de abril la bajada ha sido constante y llevamos 5 días «en descenso». Este 6 de abril, con 637 fallecidos ha sido el día con la cifra más baja desde hace 13 jornadas algo que lleva a pensar que la curva, por fin, se aplana.