Salud

Seis días después de vencer el plazo dado a las CCAA, el Gobierno sigue sin dar los datos de muertos en residencias

Un coche fúnebre, en una residencia en Alcalá de Henares. EFE

Una de las grandes incógnitas de esta crisis del coronavirus es lo que está pasando en el interior de las residencias de ancianos. En ellas, donde se concentra la población más vulnerable frente al COVID-19, están muriendo más personas de las que se registran en los datos oficiales. Son datos que se saben tras la aportación de datos de comunidades autónomas, como Madrid o Castilla La Mancha, pero que se desconocen a nivel nacional, igual que el número de contagiados, residentes aislados o personal de baja.

Y este 14 de abril los datos siguen sin hacerse públicos por el Gobierno a pesar de que según una última orden ministerial para abordar la situación en los centros de mayores, las comunidades autónomas debían haber aportado al ministerio el 8 de abril como fecha tope. Es decir, hace seis días que Sanidad debía tener en su poder estos datos, pero ni ayer el ministro de Sanidad ni esta mañana, Fernando Simón, los han hecho públicos. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha reaparecido esta mañana tras pasar el COVID-19 en la comparecencia tras el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus y se justificado la falta de información en su propia reincorporación: «Yo me incorporo hoy, no tengo mucha información de la calidad de los datos que han llegado, de cuántos han llegado y de qué posibilidades de análisis tenemos».

Además, Simón ha afirmado que «el análisis de los datos en residencias es más complejo que el del resto de casos, hay muchos más factores». «En cuanto tengamos alguna información se la trasladaremos y trataremos de ser lo más transparentes posible, como siempre», ha zanjado el portavoz de Sanidad.

26.672 sanitarios contagiados

Por otro lado, España sigue viendo el aumento constante del número de contagiados, que llega ya a los 26.672 contagiados según la cifra aportada hoy por Fernando Simón. Son casi 6.700 más desde el pasado seis de abril, por lo que el ritmo sigue cercano al millar de nuevos casos diarios.

La cifra engloba a todos los contagiados, entre los cuales una parte se ha reincorporado de nuevo a su actividad, según Simón, que también ha querido rebajar la importancia de que la enfermedad en este colectivo (donde no en vano se han registrado ya varias muertes), «es menor que en el resto de la población general». El portavoz de Sanidad ha aludido a la edad media de este colectivo y a la disponibilidad de un tratamiento más precoz como causas de dicha benignidad.

Comentar ()