El próximo 1 de junio quedarán solo en fase 1 en España la Comunidad de Madrid, Castilla y León excepto el área sanitaria de El Bierzo y, en Cataluña, el área metropolitana de Barcelona y la provincia de Lérida.

Queda así el mapa después de que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, haya anunciado los siguientes cambios de fase:

  • Desde la 1 a la 2 pasa la Comunidad Valenciana al completo
  • Desde la fase 1 a la 2 pasan las provincias de Granada y Málaga, lo que deja toda la comunidad autónoma de Andalucía en fase 2.
  • Pasan de la fase 1 a la 2 Albacete, Ciudad Real y Toledo, que se unen al resto de Castilla-La Mancha
  • Pasa de la fase 1 a la 2 también el municipio murciano de Totana, que quedó en fase 1 la última ocasión a petición de la propia comunidad autónoma.
  • Pasa de la fase 1 a la 2 el área sanitaria de El Bierzo, que comprende las comarcas de El Bierzo y Laciana.
  • Pasan a la fase 3 las islas que fueron pioneras en el paso a fase 1 y que son Formentera, La Graciosa, el Hierro y La Gomera.

Así ha anunciado Simón junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, los avances en la desescalada por la crisis del coronavirus que dejarán este lunes al 70% de la población española en fase 2, un 30% en fase 1 y 45.000 personas en fase 3.

Sanidad no ha respondido a la petición de la Comunidad de Madrid, que no había pedido progreso a fase 2, de permitir nuevas flexibilizaciones dentro de la fase 1, como la apertura de centros comerciales.

Pese a ir en descenso, cuatro rebrotes se han detectando de forma localizada en los últimos días en Lérida, Totana, Ciudad Real y Ceuta. Sobre la última, Simón ha mandado un mensaje tranquilizador y ha asegurado que «la ciudad está haciendo un trabajo muy bueno de seguimiento y por ahora la capacidad de control es muy adecuada».

Estas progresiones llegan tras nueve reuniones bilaterales con las comunidades autónomas que han participado en la toma de decisiones a través del «sistema de cogobernanza», como ha destacado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Illa ha valorado también la «tendencia positiva sostenida de los últimos días» y ha insistido en que el «funcionamiento del Estado de Alarma ha funcionado».

Illa ha ensalzado hoy el «carácter de servidor público ejemplar» de Simón y ha asegurado que «es un orgullo contar con él como director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias». El ministro ha hablado sobre el portavoz principal sobre el coronavirus en España al que una familia ha presentado una denuncia por «desobediencia y omisión de socorro». Simón se ha defendido asegurando que no le ha llegado ninguna denuncia y que lo que no va a hacer es «abandonar el barco».

Una vez más, Illa ha respondido que la información sobre la situación en las residencias de ancianos, de las que no hay datos. Únicamente ha reconocido que «han sido un foco importante de contagios» y que cuando los datos estén «debidamente procesados y analizados» se ofrecerán.

«El 8M hicimos lo que teníamos que hacer con la información de que disponíamos», ha insistido el ministro al ser preguntado sobre si el Gobierno cree que fue un error autorizar la manifestación del Día de la Mujer en Madrid y que ha copado la actualidad esta semana tras trascender un informe de la Guardia Civil que ha arrastrado la dimisión del número 2 del Cuerpo, Laurentino Ceña, tras el cese del jefe de la Comandancia de Madrid, Pérez de los Cobos.