Salud

Simón avisa de que "el gran reto ahora son los casos importados": 24 en una semana

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón sobre la gestión de la crisis por el coronavirus. EFE

En la última semana, España ha detectado 24 casos de COVID-19 en viajeros procedentes del exterior. Desde el pasado 11 de mayo, el total ha sido 96. Un número al que el portavoz del Comité Técnico de la Desescalada, Fernando Simón, se ha referido hoy para hablar del «gran riesgo al que nos exponemos» en este punto de la epidemia, en paralelo al de los rebrotes, que de momento, «están localizados».

Sin embargo, Simón ha subrayado que en las próximas semanas estos casos importados serán «el caballo de batalla» y «más a medida que se vayan abriendo las fronteras», algo previsto para el 1 de julio. «Con la apertura de las fronteras todas las comunidades autónomas van a tener que hacer un importante esfuerzo a la hora de detectar y controlar los casos de viajeros y los contactos que tengan en nuestro territorio».

Los 24 casos importados diagnosticados se han producido con las fronteras cerradas y, por tanto, con viajes exclusivamente de personas con residencia en España o personas con viajes de trabajo.

Simón ha valorado el trabajo que Sanidad está haciendo en puertos y aeropuertos y en referencia a medidas que se han valorado, como la realización de test diagnósticos o toma de temperatura en puertos y aeropuertos, se ha mostrado escéptico. «Exigir pruebas no es algo que sepamos que tiene un interés especial, tenemos que tener cuidado a la hora de sobrevalorar la importancia de hacer pruebas indiscriminidas». Sobre la toma de temperatura, el epidemiólogo ha dicho que «la toma de temperatura no es la panacea. Tiene más impacto psicológico, por las precauciones que un pasajero va a tomar, que desde su impacto en la detección de casos».

En definitiva, Simón cree que «la solución va a ser el seguimiento, la responsabilidad de los pasajeros y los turoperadores para el seguimiento de casos y contactos». Y ha indicado además que se están reforzando los servicios de Sanidad Exterior para que estén disponibles cuando se abran las fronteras. «Ese es el reto que ahora tenemos que poner en marcha y Sanidad Exterior está haciendo un trabajo enorme con los ministerios implicado para conseguir reducir los riesgos asociados a la movilidad internacional que si bien ahora es limitada, va a ir incrementándose».

Por ello, Simón se ha referido también al rebrote que está viviendo en Portugal, donde se han detectado 421 casos en la última jornada, de los que la gran mayoría (380) pertenece a un brote en zonas aledañas a Lisboa. «En el país vecino han tenido una evolución muy buena de la epidemia», ha indicado, «esto nos tiene que poner en guardia para la detección precoz de cualquier rebrote», ha dicho el epidemiólogo.

Simón también se ha referido al rebrote del País Vasco ligado al Hospital de Basurto. Con 20 infectados entre pacientes y médicos, ha asegurado que «es un brote importante pero aparentemente no habría traído transmisión comunitaria descontrolada».

Comentar ()