Madrid no hará obligatorio de momento el uso de mascarilla en la calle – como han hecho el resto de comunidades autónomas excepto Canarias – pero pide «responsabilidad» a los jóvenes ante el aumento de los casos. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruíz Escudero, tras reunirse con el Ministerio de Sanidad este jueves. La decisión se ha tomado siguiendo las recomendaciones de Sanidad, según el consejero, que no hacen necesario extender la obligación.

El consejero madrileño se ha dirigido especialmente a los jóvenes, ya que es en los menores de 40 años y especialmente en los menores de 29 donde más han aumentado los contagios en la última semana. Entre los 20 y los 29 años los casos detectados han pasado de 42 a 84 y entre los 10 y 19, han pasado de 13 a 33. Aunque Ruiz Escudero se ha felicitado porque «los madrileños son los ciudadanos más concienciados con el uso de la mascarilla», les ha pedido a ellos especial «prudencia» ya que «la sociedad, la Sanidad y la economía no pueden permitirse» un aumento de casos.

El anuncio llega tras la reunión con el Ministerio de Sanidad que, según avanzaron la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, solicitaron para abordar la situación del aeropuerto de Barajas, los posibles rebrotes, el posible confinamiento y el uso obligatorio de la mascarilla.

Ruíz Escudero también ha recomendado el uso de mascarilla en el ámbito privado, en celebraciones familiares con personas no convivientes aún cuando haya distancia de seguridad. «La mayor parte de los brotes se están dando en reuniones familiares o sociales», ha destacado, por lo que ha pedido «el máximo compromiso de cada ciudadano también en el ámbito privado».

El Ejecutivo madrileño ha acusado al Gobierno de que el protocolo que se aplica en el Aeropuerto Adolfo Suárez – Madrid Barajas para el control del COVID-19 «no está funcionando» y que se ha incrementado el número de casos importados. Según ha afirmado el consejero, la región ha detectado 77 casos importados en la región, 43 en el mes de julio, 13 en los últimos dos días han llegado a través de Sanidad. De todos ellos, solo cuatro se han detectado a través del Ministerio de Sanidad lo que demuestra, a juicio de Ruiz Escudero, que «los controles no están funcionando».

El resto de casos, dijo Aguado ya el miércoles, se detectaron «de forma aleatoria y porque han ido a las Urgencias de los hospitales y de los centros de salud estas propias personas». Además, son casos que, a pesar de no ser un número «muy significativo respecto al total de contagios», sí que importante dado que «vienen de fuera y son pacientes cero». De ellos no tienen rastreos previos y no saben si llegan con una cepa distinta, más o menos virulenta. «Pueden poner en jaque a todo el sistema sanitario», recogió Europa Press.

Peticiones de Madrid para el control en Barajas

Ante esta situación, Ruiz Escudero ha solicitado hoy a Sanidad en su reunión una serie de medidas que incluyen la exigencia de un resultado negativo de PCR en origen realizada de 48 a 72 horas antes del vuelo pedida a países con elevada incidencia de casos.

También ha solicitado la Comunidad la implementación del formulario «Passenger Location Card» a los viajeros procedentes de esos mismos países y que se vuelque en la aplicación CoronaMadrid con sus datos de contacto, número de vuelo, asiento, domicilio en el que se ubique en Madrid. «Madrid apoyaría una reciprocidad para que se solicite igualmente a los madrileños para viajar a esos países», ha afirmado Escudero.

Según el Consejero, la respuesta de Sanidad ha sido positiva y ha ofrecido a la Comunidad un convenio de colaboración para compartir los datos de Sanidad Exterior y la región «con el fin de realizar ese seguimiento de los viajeros». «Es un primer paso pero necesitamos medidas más concretas, más firmes y más rápidas porque está en juego evitar el aumento de contagios», ha advertido, «Madrid no puede estar sola en este control».

Madrid ha designado al Hospital Gregorio Marañón como el centro de referencia para posibles viajeros con síntomas de COVID-19 y el hotel Aire Colón (ya medicalizado durante la pandemia) como un centro para posibilitar su aislamiento o la atención de pacientes leves.

Siete brotes, 254 contactos en seguimiento

La Consejería ha informado hoy que la Comunidad de Madrid ha registrado hasta el momento siete brotes que en la actualidad incluyen el seguimiento de 254 contactos.

Ruiz Escudero ha afirmado que, aunque en estos momentos ha aumentado el nivel de hospitalizaciones y UCI -hay ingresadas 154 personas en planta y 25 en Cuidados Intensivos – las cifras quedan muy lejos del momento pico de la pandemia cuando, ha recordado, hubo más de 15.000 personas hospitalizadas al tiempo y más de 1.500 en UCIS.

El consejero ha defendido la capacidad de rastreo en la Comunidad aunque ha subrayado que la región «tiene flexibilidad» para aumentarla si lo hacen los casos. Ha asegurado que el sistema hace 8.000 llamadas diarias y que, acumulado, el total es de cerca de 60.000.

No se descartan medidas que restrinjan las actividades de ocio nocturno, según ha indicado el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, en función de cómo vaya evolucionando el aumento de casos en la región.