La presidenta de la Fundación Vicente Ferrer, Anna Ferrer, de 73 años, ha sido ingresada en la India por coronavirus con síntomas leves.

«Se trata de un ingreso preventivo para poder controlar los síntomas, estamos en contacto directo con el personal sanitario que trabaja en el hospital», ha informado el director general de la Fundación Vicente Ferrer en España, Jordi Folgado, en un comunicado.

Ferrer está ingresada en el hospital de Bathalapalli, centro médico que gestiona la organización en el estado de Andra Pradesh y que ha designado por las autoridades sanitarias del estado como centro de referencia para pacientes de COVID-19 desde el mes de abril.

El director de programas de la organización e hijo de Anna Ferrer, Moncho Ferrer, ha sostenido que su madre se encuentra bien y está recibiendo «la mejor asistencia posible por parte de un equipo médico comprometido y con experiencia».

La India es el tercer país más afectado del mundo por la pandemia de coronavirus.