logo
¿Por qué unos se infectan y otros no? La respuesta está en los genes

Inteligencia artificial & Ciencia | Salud

¿Por qué unos se infectan y otros no? La respuesta está en los genes

Un grupo de investigadores del Instituto Carlos III buscan en el ADN las respuestas a muchas incógnitas que nos plantea el coronavirus

Por qué el vecino se infectó y estuvo en la UCI y usted ni siquiera tuvo tos. Por qué hay países con los contagios disparados y otros donde la situación parece más controlada si las medidas tomadas son prácticamente iguales. Por qué hay pacientes de corta edad y sin patologías previas que han muerto a causa del Covid-19. Por qué hay mayores que se infectaron y lo superaron sin problemas. En definitiva, ¿por qué reaccionamos de forma tan diferente al virus?

Hay muchas preguntas sobre la pandemia que no pueden contestarse desde el punto de vista clínico. La respuesta está en los genes.

Los genes tienen información clave sobre la resistencia o debilidad frente al coronavirus»

Doctor Pablo Lapunzina

En España hay ahora mismo una investigación con unos 15.000 pacientes que está tratando de establecer conexiones entre los genes y el coronavirus. «El objetivo es encontrar regiones en nuestra información genética que hagan que unas personas tengan más riesgo o que, al contrario, estén más protegidas frente al virus», explica a El Independiente el doctor Pablo Lapunzina, investigador principal del proyecto financiado por el Instituto de Salud Carlos III junto con Ángel Carracedo.

«Los genes tienen información clave sobre la resistencia o debilidad frente al coronavirus. Ocurre como con el resto de infecciones. Ahora queda descubrir cuáles son esos marcadores», añade Lapunzina, que además es director científico del Ciberer (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras) y jefe de investigación del Instituto de Genética médica y Molecular del Hospital de la Paz.

Los genes de las personas pueden marcar entonces que una raza sea más propensa a contagiarse. Que los asiáticos, por ejemplo, sean más resistentes, o que la población negra africana esté más expuesta. Obviamente, hay otros factores que influyen más en los números globales que se conocen país a país, como la carga viral, las medidas adoptadas o las conductas sociales, pero el papel de los genes no es nada desdeñable.

«GWAS»: estudio de asociación del genoma completo

Lo que van a realizar primero estos investigadores con el proyecto del Instituto Carlos III (en el que participa Inditex) es un estudio de asociación del genoma completo, que en inglés se conoce como gwas (Genome-wide association study). «Es una metodología que te orienta y divide a los pacientes que tienen un determinado rasgo para buscar diferencias en el genoma. Con eso puedes determinar regiones en nuestro genoma que pueden tener mayor riesgo de haberse infectado», señala el doctor Lapunzina. «Y después está la tarea de ver qué hay exactamente en esas regiones del genoma para que eso ocurra».

El equipo de Lapunzina y Carracedo empezó a reclutar pacientes en mayo y en un principio la idea era tener una muestra de 8.000 personas, pero puede que al final esa cifra se multiplique incluso por tres. Los primeros resultados preliminares se tendrán para septiembre u octubre, mientras que los definitivos llegarán sobre final de año.

¿Quién tiene los genes «buenos»?

En esos resultados finales habrá, o al menos eso confía Lapunzina, un número de marcadores de los genes que indicarán riesgo o protección. Con ele virus del sida, el VIH, por ejemplo, se halló que las personas con el marcador CCr5 no se infectaban aun estando en contacto con el patógeno. Ahora con el coronavirus Alemania ha hecho un primer estudio, con participación de pacientes españoles, en el que se han encontrado ciertos marcadores que protegen, pero la muestra no era muy amplia (10.800) y son resultados que tienen que ser corroborados.

«Surgieron un par de marcadores que tienen buen aspecto, pero se ha estudiado en pocos pacientes. Es probable que en el estudio que estemos haciendo se pueda confirmar», señala el doctor. «Pero es algo complicado porque no se trata de un único marcador. Es un cálculo bayesiano, en el que cada variable independiente tiene que computar en el riesgo general», aclara.

Y una vez descubierto un marcador que protege frente al virus, ¿cómo se sabe quién lo tiene en los genes? «Se puede inferir porque hay estudios poblacionales que te dicen por razas y por localización cuál es la probabilidad de que haya riesgo en determinadas poblaciones. No es lo mismo la población asiática que la población negra africana o la blanca mediterránea y la blanca de Finlandia», dice Lapunzina.

Comentar ()