Salud

El manual sobre educación sexual que recomiendan leer a partir de los doce años

logo
El manual sobre educación sexual que recomiendan leer a partir de los doce años

PIXABAY

Resumen:

¿Son mis genitales normales? ¿Es común tener celos de mi pareja? ¿Cómo puedo prepararme para mi primera relación sexual? Estas y otras preguntas asaltan la mente de las personas que comienzan a experimentar con su cuerpo.

Fruto de la colaboración entre la marca de juguetes eróticos on-line Plátanomelón y la editorial Planeta ha nacido ¡Entérate! un libro con el que pretenden educar sexualmente a los adolescentes, aunque animan a pasar sus páginas a cualquiera que tenga más de doce años.

En una entrevista con El Independiente, María Hernando Caba, psicóloga y sexóloga de Platanomelón, ha hablado de esas cuestiones que rondan la mente de mucha gente acerca de sus genitales: «Estamos acostumbrados a ver cuerpos normativos, y cada mujer tiene una vulva distinta». En ¡Entérate! se hace un recorrido por todas las dudas y conflictos que genera la sexualidad.

Si yo hubiera creído a los doce años que el sexo es eso, me habría asustado

María Hernando Caba, psicóloga y sexóloga de Platanomelón

Desde el principio, los autores de este libro hablan de la diversidad sexual actual, puesto que no a todas las personas le atraen individuos del género opuesto, ni todos los hombres y mujeres se sienten identificados con el género que se asocia a los genitales de su cuerpo. «La orientación sexual no se elige, se descubre a partir de información y creencias».

María Hernando Caba subraya que, al escribir ¡Entérate!, no podían dejar de lado a un gran porcentaje de la población, y querían clarificar la diferencia que hay entre identidad de género y orientación sexual. «Hay que dar respuesta a todos los colectivos para que vean que la educación sexual es para ellos».

A la hora de hablar de educación sexual, una de las palabras que aparecerá en la mente de los jóvenes y no tan jóvenes es pornografía. El consumo de porno ha cambiado a lo largo del tiempo, ya que antes «tenías sexo» y «si eso veías porno», señala María Hernando Caba. En el pasado, los que querían consumir pornografía tenían que ir a una zona específica del videoclub para consultar las películas de cine X. Ahora, «llega a tu móvil sin que tengas que buscarla».

Sin embargo, esto no es sinónimo de educación sexual: «Como nadie te enseña y no se crea un pensamiento crítico, se convierte en un referente muy peligroso», puesto que en la pornografía «no hay consentimiento, respeto, empatía, ni amor».

Cuanta más información tenga más feliz serás porque serás más consciente de lo que pasa

María Hernando Caba, psicóloga y sexóloga de Platanomelón

Además, este tipo de películas hacen creer que las mujeres desean ser tratadas de forma violenta o que no buscan su propio placer. «Si yo hubiera creído a los doce años que el sexo es eso, me habría asustado». Ahora hay personas que sienten aversión hacia este tipo de relaciones.

¡Entérate! no solo tiene un enfoque teórico, sino también práctico. «Si los adolescentes han de aprender sobre sexualidad, lo óptimo es que lo hagan de la mano de expertos y que su principal fuente de conocimiento no sea la pornografía, como ocurre actualmente».

Y es que tres de cada cuatro adolescentes consumen este tipo de contenido, y la edad más temprana en la que se visualiza se sitúa ya en los ocho años. «Al final aprenderán de una manera o de otra; con este libro pretendemos que esto ocurra de la forma más sana y beneficiosa posible», señalan desde Platanomelón.

¿Qué importancia tiene la educación sexual?

«En España, la educación sexual depende de las Comunidades Autónomas y su buena voluntad. Tenemos chavales de dieciséis años que, como mucho, han recibido uno o dos talleres de educación sexual en los que se les enseña a poner un preservativo, que es algo que pueden aprender en casa», critica María Hernando Caba.

Además, estos «pobres» programas no son sometidos a evaluaciones para saber si son o no efectivos. «No sabemos si funcionan y la educación sexual es un derecho».

La psicóloga y sexóloga pide la normalización de la sexualidad, y que se eduque a la población de la misma forma que se hace con materias como la nutrición, el deporte y la salud mental. «Si hablamos de esto, conseguiremos que los chavales tengan pensamiento crítico, que reflexionen, que sean más inteligentes a nivel sexual».

Esta educación permitirá a la sociedad evitar problemas, puesto que, «cuanta más información tengas más feliz serás porque tendrás más conciencia de lo que pasa».

En definitiva, con la publicación de ¡Entérate! se pretende enseñar a los jóvenes sobre sexualidad para que, más tarde, «no tengan que enfrentarse a problemas que se podrían haber resuelto en caso de haber contado con esta formación».

En este manual se tratan problemas de identidad de género, de conocimiento del propio cuerpo, de comprensión de la orientación sexual, de opciones anticonceptivas, de métodos de higiene menstrual… «Asuntos que en la escuela no se tratan y que en casa, se suelen tocar solo en su superficie, si se tocan».

Comentar ()