Salud

Las CCAA imponen su criterio: no tendrán que pedir permiso a Sanidad para cerrar colegios

El ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, y la ministra de Educación, Isabel Celaá, EFE

Las comunidades finalmente sí podrán cerrar colegios ante brotes de coronavirus sin el permiso previo del ministerio de Sanidad. Pese a que en un primer borrador del plan de regreso al colegio, Sanidad especificaba que esas decisiones debían tomarse previo acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, esa referencia se ha suprimido finalmente del texto final «de común acuerdo» con las consejerías.

El protocolo final aprobado por «unanimidad» de todas las comunidades autónomas -salvo País Vasco, que se ha abstenido- no dista en prácticamente nada a la guía elaborada el pasado 22 de junio, salvo porque la presencialidad se mantendrá en todos los niveles hasta «al menos» 2º de ESO y no hasta cuarto, como estaba previsto.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

El documento especifica que la «suspensión generalizada de la actividad» sólo podrá llevarse a cabo en caso de que se dé una «situación excepcional» de transmisión descontrolada en las aulas.

Se establece además la obligatoriedad de que la actividad lectiva arranque de modo presencial «priorizándola para el alumnado de menor edad». La intención del Gobierno es mantener los centros escolares abiertos durante todo el curso «siempre que la situación epidemiológica lo permita», extremando en este caso las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al Covid-19.

«La evidencia disponible indica que el cierre de centros educativos, como medida aislada, tiene poca probabilidad de ser efectivo para controlar la transmisión», defiende el Ejecutivo.

Distancia de 1,5 metros y mascarilla obligatoria

El asunto suscitó mucha especulación pero, finalmente, todo apunta a que la mascarilla será obligatoria en los colegios para todos los niños mayores de 6 años, aunque pueda mantenerse la distancia interpersnal de seguridad, tal y como había adelantado la ministra de Educación, Isabel Celaá, en declaraciones a los medios de comunicación.

Aún así, la distancia de seguridad de 1,5 metros en los centros educativos será una máxima que deberá mantenerse en todos los centros y de la que deberán encargarse los ejecutivos regionales. El documento no especifica, sin embargo, la ratio de alumnos que deberá tener cada aula, una competencia que vendrá determinada por la propia comunidad autónoma. Únicamente especifica que la «mejor alternativa» es la definición de «grupos de convivencia estable» compuestos por «un número reducido de alumnos y un tutor de referencia».

Además, el documento establece que los alumnos de todos los niveles tendrán que lavarse las manos al menos cinco veces al día, «en la entrada y salida del centro, antes y después del patio, de comer y siempre después de ir al aseo» y que se proceda a ventilar las aulas mínimo entre 10 y 15 minutos al inicio y al final de la jornada y «siempre que sea posible entre las clases». Aunque con medidas de seguridad, el servicio de comedor continuará disponible, y se procederá también a la toma de temperatura de profesores y alumnos al inicio de cada jornada.

La cita que reúne este jueves a los ministros de Sanidad, Salvador Illa; a la de Educación, Isabel Celaá; y a la de Política Territorial, Carolina Darias con los consejeros del ramo de todas las comunidades autónomas se estimaba clave para definir un protocolo común y «no 17 modelos distintos» para la vuelta al cole en condiciones de seguridad tanto para el alumnado como para el profesorado, un reto de grandes dimensiones por la «preocupante» evolución de la pandemia en España.

El retraso de una reunión tan vital -el inicio del curso escolar arranca la próxima semana- levantó un polvorín de críticas entre las comunidades autónomas que acusaron al Gobierno de Sánchez de «dejación de funciones», de «llegar tarde» y de mantener en vilo a asociaciones de padres y de profesores que, hasta este jueves, no tendrán en sus manos la hoja de ruta definitiva para afrontar este atípico curso escolar.

Comentar ()