Salud

Sanidad autoriza el primer ensayo clínico en España de una vacuna contra el virus con 190 personas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado que el ejército ya ha formado a 2.000 rastreadores para ponerlos "inmediatamente" a disposición de las comunidades autónomas "sin connotaciones políticas".

Una enfermera prepara una vacuna. EFE

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha autorizado este viernes el primer ensayo clínico de una vacuna contra el COVID-19 en España. 190 individuos sanos adultos probarán la vacuna contra el COVID-19 que está desarrollando el laboratorio farmacéutico Janssen, parte de Johnson & Johnson.

Se trata de un ensayo clínico en fase 2, después de que las primeras pruebas de esta vacuna en humanos se hayan desarrollado en Estados Unidos y Bélgica. Esta segunda fase se realizará de forma exclusiva en España, Alemania y Bélgica con un total de 550 personas, según acaba de anunciar el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Algo más de un tercio serán individuos españoles por un lado de entre 18 y 55 años, y por otro de mayores de 65, como ha explicado el ministro.

El ensayo se desarrollará en tres centros hospitalarios, La Paz y La Princesa en Madrid, y el hospital Marqués de Valdecilla en Santander, y durará «unos meses». «El reclutamiento empezará inmediatamente, si no hoy la semana que viene», ha afirmado Illa, que ha destacado la «amplísima experiencia en vacunas» de estos tres hospitales.

En la fase 1 la vacuna ya se probó en Estados Unidos y Bélgica con 1.041 personas con «resultados satisfactorios». Así, como ha destacado Illa, el objetivo de esta fase (segunda de las tres que se realizan en humanos tras haber probado la vacuna en animales) es comprobar «las diferentes dosis de antígeno para generar la inmunidad adecuada, las diferencias entre administrar una o dos dosis y el efecto que tiene el intervalo de administración entre el caso de la primera y segunda dosis si así se administra».

Como ha informado posteriormente la AEMPS, esta vacuna, denominada Ad26.COV2.S, está basada en en un adenovirus recombinante no replicativo para generar una respuesta inmunológica frente a una de las proteínas del coronavirus conocida como proteína S (de spike, también llamada proteína espiga en español) y en una tecnología «sólidamente documentada».

Sanidad asegura, además, estar en contacto con otras compañías para la realización de más ensayos clínicos de vacunas contra el COVID-19 y que se realizan «con garantías para la población y los promotores de investigación».

El ministro ha recordado también que España ha firmado ya el contrato de compra junto a la Unión Europea de la vacuna de Oxford que comercializa la farmacéutica AstraZeneca y de la que se repartirán 300 millones de dosis «de forma equitativa» en la Unión Europea. Illa ha asegurado que las primeras dosis «se esperan para finales de diciembre».

2.000 rastreadores formados por el éjercito

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que el ejército ha formado a 2.000 rastreadores durante una semana sobre COVID-19, rastreo, contacto con los ciudadanos y «poniendo por delante los principios éticos». Asegura que están disponibles «inmediatamente» para «empezar a trabajar sobre el terreno el tiempo que sea necesario».

Robles ha afirmado que ya han solicitado al Ministerio rastreadores cinco comunidades autónomas, Castilla y León, Valencia, Murcia, Cantabria y Melilla. Además, ha asegurado, Galicia y la Comunidad de Madrid han comunicado su intención de hacerlo.

«Ser rastreador no es fácil», ha dicho la ministra, porque implica tener conocimientos de la enfermedad pero también «hacer ver a los ciudadanos que su colaboración es bueno no solo para ellos y sus familias sino a los ciudadanos en su conjunto».

«Este ofrecimiento se hace con la finalidad de la colaboración entre administraciones sin connotaciones políticas», porque «en la lucha contra la pandemia no hay colores políticos», ha incidido Robles.

Illa también ha asegurado que la apliación Radar Covid ya se ha descargado en 2,7 millones de dispositivos, la aplicación desarrollada por la Administración central para el control del COVID-19 y que ya han mostrado su intención de utilizar todas las CCAA, que el Gobierno espera esté en marcha en toda España antes del 15 de septiembre.

El ministro de Sanidad ha reconocido las carencias de reactivos para la realización de PCR en algunos lugares pero ha afirmado «que se está trabajando en alternativas, que las hay, para seguir incrementando el número de pruebas».

Comentar ()