Un email de la Consejería de Educación de Madrid ha entrado en la bandeja de entrada de decenas de miles de docentes esta madrugada a las 3:52. El motivo, convocar a los docentes y todo el personal de centros públicos y concertados a realizarse las pruebas del COVID-19 entre este mismo miércoles y el lunes 7 de septiembre.

La consecuencia, miles de maestros, bedeles, conserjes y resto de personal de los colegios concertados de Madrid haciendo cola en hospitales y centros de salud desde primera hora de la mañana en Madrid, como se puede ver en los vídeos. «Somos unos 100.000 profesionales entre la educación pública y concertada y se ha avisado prácticamente sin antelación. Nos parece bien que se hagan las pruebas pero no así, es indigno», lamenta Miguel Ángel González, presidente de CSIF Educación en Madrid.

Los vídeos registran las colas que se han producido ya desde primera hora de la mañana en el Hospital de Alcalá de Henares y en centro de salud Vírgen de la Paloma en Francos Rodríguez, de Madrid. En este último la policía local ha tenido que intervenir para velar por el mantenimiento de la distancia de seguridad.

En este contexto, los docentes también han mostrado su indignación en las redes sociales tras un tuit de la Consejería de Educación de Madrid en la que pedía «responsabilidad» a los docentes para que acudieran a realizarse el test en el horario previsto.

En respuesta, los docentes han asegurado que han acudido en los horarios indicados (en algunos casos apenas cinco o seis horas tras la recepción de la convocatoria) y que han encontrado las colas.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vaticinado en una entrevista en esRadio esta mañana que «es probable que prácticamente todos los niños se contagien del coronavirus a lo largo del curso». «La gente ya se está contagiando, los niños ya se están contagiando. Todo el mundo se está contagiando y no hemos empezado el colegio. Los colegios se van a convertir en lugares muy seguros», ha dicho la líder popular.

Las redes también han reflejado las colas en otros centros de Madrid, donde algunos docentes se preguntaban si no sería «más fácil mandar al sanitario a cada centro en vez de desplazar» a los trabajadores»?

«Con 100.000 personas en cuatro días, esto va a ser dramático, así no puede ser». Dividir los profesionales en las cuatro jornadas equivaldría a 25.000 PCR diarias, un número muy superior al de las 20.000 que la Comunidad de Madrid asegura estar haciendo diariamente el pasado mes.

Email que ha llegado esta mañana a los docentes para realizarse las pruebas del COVID a partir de esta misma mañana.

Los docentes están llamados a realizarse las pruebas serológicas, es decir, la detección de anticuerpos, aunque no la PCR que sería la indicativa de si padecen una infección activa.

Facua denuncia a la Consejería de Salud ante la Agencia de Protección de Datos

A la polémica se añade, además, la denuncia que ha hecho pública la Asociación de Consumidores FACUA y que ha presentado ante la Agencia de Protección de Datos por la difusión de datos de los docentes. Según la entidad, el correo enviado a los docentes para el anuncio de la realización de las pruebas en Ribera Salud (la Comunidad de Madrid ha privatizado las pruebas a los docentes) incluye un archivo con datos personales de cerca de 17.000 personas.

FACUA Madrid señala que «los trabajadores de los centros de enseñanza no han dado su autorización a la Consejería de Educación para que facilite sus nombres y apellidos al resto de trabajadores ni tampoco a que estos sepan que previsiblemente estarán en un determinado lugar a una hora para realizarse una prueba», denuncian en un comunicado.