Salud

Orense, el proyecto piloto para llevar el cribado del Covid a las farmacias

Las farmacias de la localidad gallega han hecho más de 7.100 tests en 19 días y su experiencia podría exportarse a otros puntos de España

Un farmacéutico realiza una prueba serológica de Covid en O Carballiño (Ourense) Rosa Veiga / Europa Press

El 5 de octubre, el Colegio de Farmacéuticos de Orense y la Consellería de Sanidade se reunieron ante los alarmantes datos de contagios de coronavirus en la provincia y en especial, de los municipios Boborás, O irixo, Barbadás, O Carballiño y O barco de Valdeorras, además de la capital. «Nosotros nos habíamos ofrecido de forma constante a colaborar en la pandemia y el 5 de octubre nos hicieron la propuesta, que aceptamos encantados y en la que nos pusimos a trabajar sin descanso los diez días siguientes», afirma Santiago Leyes Vence, presidente de los farmacéuticos orensanos.

La propuesta respondía a una reivindicación de las farmacias y suponía llevar a las boticas la realización masiva de test de anticuerpos para detectar las infecciones – recientes y pasadas – de coronavirus en sus habitantes. El balance 19 días después de su puesta en marcha es, confirma Leyes a El Independiente, de más de 7.100 test realizados en las 52 farmacias que se han sumado al cribado de forma altruista. «Nosotros ponemos los recursos humanos y nuestro propio material de protección, los tests los proporciona la Conselleria», indica el portavoz de los farmacéuticos.

Leyes explica quién es el público objetivo fijado para el cribado: «Fijamos en 15 años la edad mínima y cualquier ciudadano de esos municipios puede acudir a realizarse el test, pidiendo cita en nuestra web o en las mismas farmacias que participan», explica Leyes. En total, se han adherido al programa el 63% de las farmacias del municipio y han realizado una media de siete tests diarios en cada botica. La población total de los municipios que podría acudir a las pruebas alcanza las 140.000 personas.

Cuando alguien da positivo

El proyecto, pionero en España, consiste en la realización de test de anticuerpos – serológicos -, que con una muestra de sangre y en 10 minutos determinan si el usuario tiene anticuerpos IgM (que se generan con la infección reciente) como IgG (que muestran infección pasada).

Si cualquiera de los dos (o ambos) resultan positivo, «el usuario es redirigido al teléfono radar Covid del SERGAS [Servicio gallego de Salud] donde es atendido ya desde el Sistema Sanitario y el médico le indica el procedimiento a seguir, si procede PCR o cómo actuar», explica Leyes.

Esta coordinación entre las farmacias y el SERGAS es clave en el proyecto. «Les enviamos un informe diario y además tenemos comunicación fluida a través de una Comisión de Seguimiento creada para el proyecto en el que se evalúa el funcionamiento y sus posibles mejoras», explica el portavoz del Colegio.

Aunque aún no pueden ofrecer datos de los resultados obtenidos, Leyes afirma que el perfil de los usuarios es muy heterogéneo y cree que, una vez finalizado el proyecto – cuyo horizonte se ha puesto de momento en el 4 de diciembre – se harán públicos los datos del estudio que supone una experiencia pionera en España.

«Experiencia extrapolable»

La de las farmacias de Orense es «una experiencia extrapolable», incide Leyes, ya que muchas otras provincias e incluso el Consejo de Colegios Farmacéuticos ha puesto sobre la mesa la capacidad de colaboración en la pandemia. «Nosotros somos una provincia y este proyecto cuenta con 52 farmacias pero en toda España hay más de 22.000 oficinas disponibles para trabajar frente a la pandemia», añade.

Aunque insiste en que se trata de un cribado y «no se realizan diagnósticos», el portavoz de los farmacéuticos asegura que las farmacias también están dispuestas a realizar test de antígenos para diagnosticar el Covid, como ya ha reivindicado en Madrid la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Sin embargo, en esa colaboración hay un debate sobre la mesa, ya que la profesión enfermera no está de acuerdo con la implicación de las farmacias en la realización de pruebas diagnósticas. Fuentes del Consejo de Colegios Farmacéuticos, por su parte, inciden en que «las farmacias son establecimientos sanitarios al servicio de la población, con profesionales sanitarios al frente con amplía formación, que cuentan con todas las garantías de seguridad necesarias para llevar a cabo programas de salud pública».

Comentar ()