En una enfermedad a la que conocemos desde hace menos de un año, los datos de los pacientes son una de las herramientas más valiosas para comprobar los efectos del Covid y suponen nuevas evidencias para ir aplicando y mejorando los tratamientos. En España, el registro SEMI-Covid supone el mayor grupo de pacientes hospitalizados (más de 18.000) del que se están analizando los datos y que ha servido ahora para clasificar cuatro grupos fenotípicos de pacientes (por sus características clínicas) y ver sus riesgos y rasgos comunes.

El nuevo estudio, publicado Journal of Clinical Medicine, recoge los datos de 12.066 pacientes que estuvieron ingresados por neumonía asociada al Covid. Los 24 internistas que firman el artículo los clasificaron en cuatro grupos y han determinado qué síntomas se asocian a un mejor o peor pronóstico de la enfermedad.

Primer grupo: fiebre, tos y disnea

El grupo más numeroso – 8.737 pacientes – presentó la tríada de síntomas más característica de la enfermedad: fiebre, tos y disnea. Este grupo lo conformaban sobre todo hombres mayores con mayor tendencia a las comorbilidades, según ha informado la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en un comunicado.

El tiempo desde el inicio de la enfermedad hasta la hospitalización fue más corto en estos que en otros pacientes y un 9,7% necesitó ingresar en cuidados intensivos (UCI). Uno de cada cuatro ingresados en la UCI murió, la tasa más alta de los cuatro grupos.

Segundo grupo: menor tasa de ingreso en UCI y mortalidad

Un total de 1.196 pacientes (casi el 10%) presentó pérdida de olfato y gusto (anosmia y augesia), acompañadas de forma frecuente de fiebre, tos y disnea. Estos pacientes, sin embargo, mostraron las menores tasas de ingreso en UCI, con un 5,9% comparado con el 9,7% del primer grupo y el 9,3% del global analizado.

La mortalidad también fue mucho menor en este grupo que en el resto. Fallecieron el 4,3% de estos pacientes comparado con el 24% del grupo 1 y el 20,9% del global.

Tercer grupo: dolor en articulaciones, en la cabeza y en la garganta

La característica principal del tercer grupo – que formaban 880 pacientes – fue la artromialgia (dolor en articulaciones y/o músculos). dolor de cabeza y de garganta. Con frecuencia, estos dolores se acompañaban también de fiebre, tos o disnea.

La tasa de ingreso en UCI de estos pacientes fue la más alta de los cuatro grupos, con un 10,8% (el primer grupo fue del 9,7%) aunque la gravedad no se tradujo en términos de mortalidad. Falleció el 14,7% de los pacientes, casi 10% menos que en el primer grupo, que no en vano era el más representado.

Cuarto grupo: diarrea, vómitos y dolor abdominal

Aunque de nuevo acompañados de fiebre, tos y/o disnea con frecuencia, la característica principal del cuarto grupo fueron la diarrea, los vómitos y el dolor abdominal.

Para estos pacientes, la tasa de ingreso en UCI no fue de las más altas (8,5%) pero sí la mortalidad, que con un 18,6% fue la segunda más alta de los cuatro grupos.

Globalmente y en relación a los cuatro grupos, la fiebre fue el síntoma más común, que padeció el 85,7% de los enfermos hospitalizados por Covid. Después la tos, que sufrió uno de cada cuatro, y la disnea, que afectó al 59,7%.

Tras los anteriores síntomas mayoritarios, apareen el dolor de articulaciones o músculos, la diarrea, el dolor de cabeza y de garganta, pérdida del gusto, vómitos y pérdida del olfato.

La edad media de los pacientes era de 67 años y la mayoría eran hombres (58,5%) y caucásicos (89,5%). La mitad padecía hipertensión, casi cuatro de cada 10 tenía elevado el colesterol y uno de cada cinco padecía diabetes. La media de ingreso fue de 6,7 días.

Esta investigación es una de las más de 70 que ya están en marcha gracias al Registro SEMI-Covid19 y en la que participan casi 900 médicos internistas de más de 200 hospitales de España.