Salud "Frustración" de las enfermeras

Las enfermeras denuncian que faltan al menos 5.000 profesionales en las UCI Covid

Dos trabajadores sanitarios atienden a un paciente en la UCI de la Clínica Universidad de Navarra. Eduardo Sanz / Europa Press

Las enfermeras han denunciado este martes la falta de profesionales que, estiman, faltan en las unidades de cuidados intensivos en España. Han analizado la demanda según distintos escenarios (desde una ocupación del 30% de pacientes Covid en las UCI al 100%) y en el mejor de los casos – aproximadamente el actual – serían necesarias unas 5.000 enfermeras más en estas áreas en toda España. Si se da un 100% de ocupación – como ocurrió en muchos lugares durante la primera ola – la necesidad de profesionales se elevaría a más de 13.000.

Actualmente la ocupación de las UCI españolas sobrepasa incluso ese 30% de la estimación de las enfermeras con un 32,8% de camas con pacientes Covid. «El sentimiento que tienen las enfermeras españolas ahora mismo es de frustración, porque no pueden dar los cuidados necesarios porque no dan abasto», ha asegurado la presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Críticas, Marta Raurell, que ha presentado estas demandas junto al Consejo General de Enfermería (CGE).

Y es que la carencia de enfermeras en España era ya una realidad antes de la pandemia que se ha visto agudizada por ella. «Mientras los estándares en países vecinos como Reino Unido establecen que debe haber un ratio de dos enfermeras por paciente, aquí en los estudios que hemos realizado vimos que el ratio más favorable – que se daba en el 50% de las UCI – era de una enfermera por cada dos pacientes. La comparación es de risa», ha lamentado Raurell.

Esas carencias provocan, según la enfermera, que «no se puedan hacer planes de cuidados, que puedan no detectarse a tiempo cambios clínicos que redunden en una mayor mortalidad del paciente».

Atender sin la formación adecuada

Al problema del número de profesionales se suma, según han denunciado tanto Raurell como el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, que faltan enfermeras formadas en la atención a pacientes críticos. El colapso de la primera ola provocó, como han recordado, que hubiese una incorporación masiva de enfermeras sin la formación adecuada para atender a los pacientes.

«De momento esa situación no se ha dado en esta segunda ola, en algunos casos ya se están recuperando a enfermeras de quirófano o a las que ya estuvieron en la primera ola y adquirieron ese entrenamiento», ha indicado Raurell.

Actualmente y para tratar de combatir este problema, la Sociedad Europea de Medicina Intensiva (ESICM) ha lanzado un curso formativo online «C19_Espace» con los conocimientos fundamentales para tratar a pacientes graves y «disponer del personal mínimamente entrenado en caso de que la segunda ola sature nuevamente los hospitales».

Situación desigual por provincias

Las enfermeras han puesto sobre la mesa, además, la desigual situación de la que parten las provincias y que sitúa la ratio de enfermeras por 100.000 habitantes en 6,02.

La situación regional más favorable está en Navarra, con 8,61 enfermeras, frente a las 5 de Andalucía. La provincia peor parada en cuanto a estas profesionales es Orense, con solo 3,75 y la mejor parada – con más del doble – es Cáceres, con 9,04 enfermeras colegiadas por 100.000 habitantes.

Comentar ()