Salud | Vida Sana

García-Sastre: "El peor error sería creer que estamos preparados para otra pandemia"

El virólogo ha participado junto a los científicos españoles Valentín Fuster y Carlos Cordón, todos investigadores del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, en un encuentro en el que han hablado sobre el virus, la vacuna y su impacto en otras enfermedades.

Campaña de vacunación frente al Covid en Reino Unido. Justin Tallis / PA Wire / Dpa

Podría sonar paradójico, pero el virólogo y director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, Adolfo García-Sastre, afirma que «hemos tenido mucha suerte con este virus». «Ha sido muy fácil encontrar una vacuna, si el SARS-CoV2 se pareciera un poco más al VIH estaríamos en una situación mucho peor que la que tenemos», ha afirmado. Los científicos llevan más de tres décadas buscando la inmunización contra el VIH.

Su mensaje, además, iba acompañado de una advertencia ahora que algunos países como Reino Unido o Estados Unidos han comenzado a vacunar contra el Covid y la Unión Europea prevé hacerlo antes de que acabe el año. «El peor error ahora sería caer en la complacencia, creer que porque hemos conseguido una vacuna estamos preparados para otra pandemia porque sabemos lo que hay que hacer. No, no sabemos si otro virus puede ser frenado con una vacuna y de forma tan rápida», ha alertado.

El español ha participado en un encuentro organizado por la Fundación ECO junto al cardiólogo Valentín Fuster (director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares) y el patólogo Carlos Cordón, ambos también investigadores del hospital estadounidense, en el que han hablado sobre el virus, la situación de la pandemia o la llegada de la vacuna que, han coincidido los tres, «no será la solución a la pandemia».

Así lo ha dicho Fuster, que ha llamado a la «resilicencia». «Si no se aprende a entender que la enfermedad va a durar, nos vamos a equivocar. La vacuna es eficaz pero no es la solución a todos los problemas».

Una de las razones por las que aún queda tiempo para que las vacunas hagan un efecto es, según García-Sastre, «que si bien se sabe que las vacunas tienen un efecto sobre el desarrollo clínico de la enfermedad, no se sabe tanto del impacto que puede tener en evitar el contagio». Un dato que, además, considera no se va a saber a corto plazo: «Por eso es importante seguir haciendo pruebas para ver cómo evoluciona el número de contagios cuando haya gente vacunada, eso solo lo vamos a poder medir así».

No obstante, García-Sastre se ha mostrado muy optimista y ha afirmado que cree que habrá «cierta normalidad para mediados del año que viene» y que la vacuna, pese a no acabar con todo, «sí es el mejor armamento para tener un impacto fuerte sobre el número de contagios».

Impacto después de Navidad

Los científicos han reflexionado sobre si la vacuna – que casi se da por hecho un aumento de los contagios tras la Navidad – tendrá un impacto en la evolución de la tercera ola. En ese sentido, Cordón ha afirmado que en un contexto de número limitado de vacunas, «los test pueden servir para distribuir mejor la vacunación y tener un mayor impacto».

Por su parte, García-Sastre ha apuntado a que «todo dependerá de cuánta gente se alcance a vacunar y el impacto de la vacuna sobre el contagio» y para ello, ha reiterado la importancia de los test una vez comience la campaña de vacunación.

Te puede interesar

Comentar ()