Salud | Sociedad

Las dolencias que impiden la renovación del carné de conducir

EP

La Dirección General de Tráfico (DGT) exige un reconocimiento médico para obtener y renovar el permiso de conducir. Hay una lista de enfermedades que impiden superar esta prueba siempre y cuando un médico especialista en la dolencia no aporte un informe favorable. Los tipos de enfermedades que pueden alejarle del volante son ocho.

Enfermedades cardiacas

En caso de haber sufrido arritmia cardiaca, llevar un marcapasos, un desfibrilador automático o una prótesis cardiaca necesitará un informe favorable para extender el carné de conducir. Si acaba de recibir la prótesis cardiaca deberá esperar tres meses para poder renovar su permiso.

Enfermedades endocrinas

Los pacientes de diabetes Mellitus insulinodependiente o personas que tomen medicamentos hipoglicemiantes, requerirán el visto bueno del especialista. El informe favorable permitirá un plazo para renovar el carné de entre uno y cinco años. Para los enfermos de hipotiroidismo y paratiroides el informe favorable permitirá no renovar el permiso hasta dentro de diez años.

Enfermedades vasculares

El cirujano advertirá en casos de aneurisma de grandes vasos si el paciente podrá volver a conducir o no. En caso favorable la renovación será de entre uno y diez años.

Enfermedades psiquiátricas

En función del riesgo para la seguridad vial por la enfermedad, la validez del carné variará de más a menos años. Los casos de demencia o trastornos cognitivos o amnésicos están incluidos en este apartado.

Enfermedades neurológicas

Aquellas personas que hayan sufrido un accidente isquémico transitorio deberán permanecer seis meses sin síntomas para poder renovar un año el carné. La epilepsia no será un impedimento siempre y cuando sólo haya tenido una crisis en la vida y el especialista corrobora que el paciente no ha vuelto a tenerla en seis meses. En caso de que las crisis se hayan producido con más frecuencia, pero hace un año que no se presentan, la DGT renovará el permiso uno o dos años más.

Enfermedades digestivas

Los enfermos con nefropatía diabético bajo tratamiento de diálisis o que hayan sido sometidos a un trasplante real requerirán el informe favorable del especialista. Los receptores del trasplante deberán esperar más de medio año desde la operación, así como no haber tenido complicaciones posteriores y el informe favorable del nefrólogo para renovar el permiso de conducir.

Enfermedades oncológicas

Las personas sin evidencia de enfermedad actual y sin tratamiento activo podrán renovar el permiso un máximo de cinco años. En caso de que la dolencia esté activa, el informe favorable del especialista permitirá obtener o extender el carné durante un año.

Los pacientes de trastornos oncohematológicos, en la gran mayoría de los casos, no podrán renovar su licencia hasta diez años desde la remisión completa de la enfermedad. 

Enfermedades respiratorias

El informe favorable para los casos de apnea del sueño permitirá una prolongación máxima de tres años del permiso de conducción. Sin el informe no se renovará la licencia, al igual que en los casos de disneas permanentes en reposo o de esfuerzo leve.

Comentar ()