Salud

Europa avisa del riesgo de brotes de Covid en residencias por el auge de la pandemia

Los últimos datos del Imserso revelan que los contagios se cuadruplicaron en la última semana disponible. No había tantos centros afectados desde febrero.

Varios ancianos en una de las salas de la Residencia de mayores de Carballo (Galicia), en jun

Varios ancianos en una de las salas de la Residencia de mayores de Carballo (Galicia), en junio de 2021. M. Dylan / Europa Press

La variante Delta es ya la predominante en Europa y su influencia junto a la relajación de medidas están provocando un repunte de la epidemia en distintos territorios. La transmisión del coronavirus se ha disparado entre los jóvenes pero la circulación del SARS-CoV2 también está afectando ya a los mayores y a uno de los lugares más vulnerables, las residencias de ancianos.

Así lo ha advertido en un informe este lunes el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) que clasifica de «bajo a moderado» el riesgo para los residentes de países donde la transmisión del virus es «moderada o alta», pero el riesgo para los que solo están parcialmente vacunados o no vacunados es «alto a muy alto». España es junto a Portugal uno de los dos países europeos donde la transmisión se considera «de alta preocupación».

En España el último informe del Imserso sobre la pandemia en residencias, del 12 al 18 de julio, registró un importante aumento de los contagios, que pasaron de 140 a 588. El número de centros afectados también pasó de 58 a 174. No había tantas residencias con casos de Covid desde la primera semana de febrero.

El ECDC advierte de que pese a que la población de residencias fue priorizada en la mayoría de los países europeos, aún quedan residentes sin vacunar y sobre todo personal trabajador. En cuanto al personal, cifran pese a la falta de estudios que puede haber aún un 20% sin la pauta completa. En España las cifras son mejores y es uno de los únicos cuatro países (junto a Dinamarca, Luxemburgo y Suecia) que reportó datos de más del 80% de cobertura vacunal tanto en residentes como en trabajadores.

Eso sí, la entidad advierte de que tanto por edad como por la prevalencia de patologías la vacunación puede no ser tan efectiva entre los residentes. Y es que, según apuntaban distintos expertos a El Independiente este fin de semana, el riesgo de reinfección y de infecciones tras la vacuna apunta sobre todo a mayores, enfermos crónicos e inmunodeprimidos.

Por ello, el organismo europeo incide en las medidas a tomar para que auge de la epidemia no impacte en las residencias de mayores. Estas son desde garantizar la vacunación completa de residencias y todas las personas en contacto con ellos, mantener medidas que reduzcan el riesgo de introducción del virus, asegurar la detección precoz de los casos y en caso de contagio, pruebas, rastreo de contactos e identificación de casos, que creen debe ser una prioridad para las autoridades sanitarias. Por último, mantener un cumplimiento meticuloso de las medidas de prevención independientemente de la cobertura vacunal, pero garantizando también las necesidades de salud mental de los residentes.

El ECDC indica que aunque los ratios de incidencia en mayores de 65 años son menores que la población general (21,1 por 100.000 habitantes, menos que en España), estos van en aumento y son de más de 50 en cuatro países, entre los que se encuentra España. En el lado positivo, la mortalidad cae desde hace ya 15 semanas.

El ECDC recoge en su informe datos de 18 brotes de Covid en seis países (Bélgica, Finlandia, Alemania, Luxemburgo, Noruega y Portugal). El informe añade que España y Austria también informaron de brotes pero que no dieron detalles de lo ocurrido. En 16 de los brotes se registraron contagios entre los residentes completamente vacunados y en 11 de ellos alguno requirió hospitalización. También hubo muertes de ancianos totalmente vacunados en 12 de los brotes.

Los brotes con la variante Delta tuvieron una mayor tasa de contagios – 48% entre residentes y 34% en el personal – que las de otras variantes, donde las cifras fueron del 31,9% entre residentes y 9,6% en el personal. También fue más significativa la tasa de contagios entre los residentes totalmente vacunados, de un 49,2.

En los brotes relacionados con Delta VOC, la tasa de ataque fue del 48% entre los residentes de LTCF y del 34,8% entre el personal, mientras que
la tasa de ataque en brotes relacionados con otros COV fue del 31,9% entre los residentes y del 9,6% entre el personal. Pese a los brotes, el ECDC incide en que los contagios entre vacunados no debe interpretarse como una falta de eficacia de la vacuna, ya que son un porcentaje pequeño y el número de hospitalizaciones y muertes son significativamente menores (10,4% frente a 22,5% en hospitalizaciones y 12,2% frente a 30% en fallecimientos).

Desde la patronal de residencias privadas de España, CEAPS, aseguran que la transmisión está bien controlada en las residencias y que los contagios «se suelen dar por salidas con los familiares de los centros, a consultas médicas o estancias en hospitales por otros problemas de salud». Además, defienden que se hacen pruebas diagnósticas periódicas para sectorizar cuando se detecta un caso.

España está viviendo un repunte de casos desde el inicio del mes de julio donde la incidencia se disparó en los jóvenes pero los contagios entre los mayores de 80 años también han crecido, pasando de 24 a más de 200 durante el mes de julio.

Te puede interesar

Comentar ()